Gorditos y felices… – El Conocedor

Un estudio revela que los que tienen unos “kilitos de más” son más alegres. ¡Arriba esas copas! Con algo para picar, obviamente.

apertura nota

¡Sí! ¡Ya es científico! Esos kilos de más son sinónimo de felicidad. Una investigación realizada en la Universidad de Dunde (Escocia) revela que el gen FTO (en un principio vinculado a la obesidad) está asociado a una reducción del riesgo de depresión.

 

El director del estudio (publicado en la Molecular Psychiatry), Colin Palmer, explicó que los alimentos altos en calorías “promueven la producción de serotonina en el cerebro y la serotonina es el neurotransmisor del sentimiento que hace que uno se sienta bien y feliz”. Así que, según este estudio, la imagen del “gordito feliz” sería real.

 

Sin embargo, hay que saber distinguir entre un “gordito” y un obeso: El primero se trata sólo de unos kilos por sobre la media y el segundo es una enfermedad que debe tratarse seriamente por producir altos riesgos de salud. “La obesidad vinculada a este gen puede ser modificada con un control dietético cuidadoso”, según agrega el doctor Michael Faloung, especialista en obesidad.

 

Por esos kilitos, alzamos nuestras copas y sonreímos felices. ¡Salud!