Gran Linaje – El Conocedor
Bodegas Etchart
Torrontés
2014

Se respiran perfumes únicos, entre frutales y florales, pero de una exuberancia moderada. La palabra rústico no está en el diccionario de este vino, pero sí frescura, vivacidad, chispa. Todo eso pasa en la boca. Y claro, sabiendo que la delicadeza no es una de las virtudes varietales, llama la atención y resulta muy agradable.

Para beber con sushi, en compañía de amigos.

Archivo EL CONOCEDOR.