9 de cada 10 carreteras no están en “buen” estado

Irregularidad de carreteras implica mayor costo de operación de vehículos 

El Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica (LanammeUCR), presentó los resultados de la Evaluación de la Red Vial Nacional (ERVN), un estudio que realiza cada dos años y que, para esta ocasión, comprende los estudios realizados a red en 2020 y 2021. 

Lanamme indica que la red mostraba una tendencia de mejora “lenta pero constante” entre los años 2018 y 2020, pero que en 2019 prácticas de “no hacer nada” o de “cero mantenimientos” evidenció problemas superficiales de deterioro. 

Según el Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOPT), la red vial costarricense está compuesta por más de 7.600 kilómetros, de los cuales alrededor de 5.380 están pavimentados. Estos últimos fueron los contemplados en este estudio. 

Principales resultados 

Regularidad de las carreteras 

Este aspecto es medido a través del indicador IRI, que recibe su nombre por siglas en inglés, mide las irregularidades que tiene una carretera. 

Es la suma de las irregularidades de la superficie, lo que es percibido por el usuario como el confort en la marcha. Además, indica también la capacidad funcional de la carretera. 

El IRI se determina como metros irregulares por cada kilómetro y de acuerdo con ellos, se le asigna una categoría para definir el estado de la vía.  

En la evaluación hecha a la vía nacional, estos fueron los resultados: 

Esta evaluación evidencia que no hay un solo kilómetro de carretera evaluada que tenga menos de un metro irregular. 

El deterioro mismo de las carreteras podría explicar este comportamiento. Sin embargo, de todas las vías estudiadas, nueve de cada 10 se encuentran en una condición regular o menor. Mientras que solo una de cada diez conserva un buen estado. 

Implicaciones  

Esta irregularidad no solo es percibida a través del confort y la comodidad en el transitar de los conductores, sino que lo hace también en los costos operacionales de su vehículo. 

Estos costos operacionales también se traducen en disminución de vida útil, mayor costo de mantenimiento, así como del consumo de combustible y una mayor contaminación ambiental y sónica. 

Resistencia al deslizamiento 

Otro de los aspectos que midió el estudio fue la resistencia al deslizamiento de los vehículos ante la presencia de humedad en carretera, tres cuartas partes de la red vial nacional, presenta condiciones deslizantes o muy deslizantes.  

Se evaluaron 3.495,5 km, pues se dejan por fuera los tramos donde el IRI supere los 4 m/km, por razones de protección del equipo de medición. Es decir, casi 1.900 km de vía superan los 4 metros de irregularidad por kilómetro. 

Las condiciones de deslizamiento se midieron a una velocidad promedio de 50 km/h y sus resultados se dividen de la siguiente forma: 

Total
20
Shares
Nota anterior

La información más destacada de hoy, martes 7 de diciembre

SIGUIENTE NOTA

Ley de empleo público será revisada nuevamente por Sala Constitucional