Arabia Saudita vendería petróleo a China en yuanes en vez de en dólares 

  • Petróleo saudí fue el principal proveedor de China en 2021 

Arabia Saudita se encuentra en conversaciones activas con Pekín para fijar el precio de algunas de sus ventas de petróleo a China en yuanes, una medida que impactaría el dominio del dólar estadounidense en el mercado mundial del petróleo. 

China ha mantenido conversaciones con el país arábigo durante los últimos seis años para lograr este cambio, sin embargo, es hasta este año en el que la idea toma fuerza debido, en gran parte, al creciente descontento de los saudíes con el gobierno estadounidense y las decisiones del presidente Joe Biden.   

Un impulso al yuan chino y un golpe al dólar 

En la actualidad, China compra más del 25% del petróleo que exporta Arabia Saudita, por lo que, si el comercio de crudo se cotiza en yuanes, esas ventas impulsarían la posición de la moneda china.  

Adicionalmente, los saudíes están estudiando la posibilidad de incluir contratos de futuros denominados en yuanes, en el modelo de fijación de precios de Saudi Arabian Oil Co, la empresa pública de petróleo y gas natural más importante del país. 

La mayor parte de las ventas mundiales de petróleo -alrededor del 80%- se realizan en dólares, y los saudíes han negociado el petróleo exclusivamente en dólares desde 1974, en un acuerdo con la administración Nixon que incluía garantías de seguridad para el reino. 

Arabia Saudita produce 6.2 millones de barriles de petróleo diarios, por lo que fijar el precio de la menos un parte de su producción en otra moneda, resultaría un importante golpe al dólar estadounidense. 

Relaciones desgatadas con Washington 

En los último años China ha ayudado a Arabia Saudita a construir sus propios misiles balísticos, ha consultado sobre un programa nuclear y ha comenzado a invertir en los proyectos favoritos del príncipe heredero Mohammed bin Salman. 

Mientras la potencia asiática ha intensificado su cortejo con el reino saudí en los últimos años, Estados Unidos ha perdido terreno en las negociaciones. 

En Arabia Saudita le reclaman a los norteamericanos tres decisiones: 

  • Falta de apoyo de Estados Unidos a su intervención en la guerra civil de Yemen. 
  • Intento de la administración Biden de llegar a un acuerdo con Irán (rival en el mundo musulmán) sobre su programa nuclear.  
  • Precipitada retirada de Estados Unidos de Afganistán el año pasado. 

La especulación se produce cuando la relación económica de Estados Unidos con los saudíes está disminuyendo. 

Estados Unidos se encuentra ahora entre los principales productores de petróleo del mundo. Llegó a importar 2 millones de barriles de crudo saudí al día a principios de la década de 1990, pero esas cifras han caído a menos de 500.000 barriles diarios en diciembre de 2021. 

En cambio, las importaciones de petróleo de China han aumentado en las últimas tres décadas, en consonancia con su economía en expansión. Arabia Saudita fue el principal proveedor de crudo de China en 2021, con 1,76 millones de barriles diarios, seguido de Rusia con 1,6 millones de barriles diarios, según datos de la Administración General de Aduanas de China. 

Total
15
Shares
Nota anterior

Chaves amplía ventaja gracias a migración de votantes de casi todos los partidos 

SIGUIENTE NOTA

Huelga del Magisterio 1995:  los “garrotazos” al legado de Figueres