Chaves amplía ventaja gracias a migración de votantes de casi todos los partidos 

  • Enfoques reveló por quién se deciden quienes votaron por otros partidos en febrero 

Faltan tres semanas para que las personas que se acerquen a las urnas tengan una papeleta en sus manos con los nombres de, quien ganó la primera ronda, José María Figueres y de quien ahora lidera todas las encuestas que se han publicado, Rodrigo Chaves. 

La más reciente es el estudio que realizó Enfoques del 8 al 12 de marzo, la cual dice que si las elecciones se hubieran realizado en esas fechas, el Progreso Social Democrático llegaría por primera vez a Zapote con un 52% de los votos. 

Figueres, quien ya llegó una vez, en 1994, se quedaría con el 30,9%. Según la casa encuestadora aún resta un 14,5% de indecisos y un 2,6% que votaría nulo. 

Convencer a quienes no convenció en primera ronda 

Para un candidato que llega a disputar el balotaje, como es el caso de Figueres y Chaves, quienes alcanzaron 27,67% y 16,7% en febrero, respectivamente, el reto es sumar a sus filas a esos dos tercios o más que no consiguió convencer para la primera jornada. 

Al menos, convencer los suficientes, para tener más votos que su contendor.  

Las adhesiones jugaron un papel fundamental en la campaña de 2018, donde dos Alvarado se disputaron la Presidencia en medio de una coyuntura polarizada por, apoyar, en el caso de Carlos; y estar en contra, en el caso de Fabricio, de que las personas sexualmente diversas puedan, como se hace actualmente, casarse con quien quieran. 

Por ejemplo, Rodolfo Piza asumió el golpe político más robusto al darle su adhesión a Carlos, quien resultó ganador con un 60% de los votos y a quien se sumaron figuras como Leonardo Garnier, María Luisa Ávila y Patricia Mora. 

En el caso de Fabricio, recibió un tibio apoyo de Antonio Álvarez Desanti, quien en ese momento lidiaba con que Liberación Nacional se quedara fuera de los dos primeros lugares por primera vez en su historia. 

De cara a esta segunda ronda, los candidatos que llegaron con posibilidades hasta el 6 de febrero, ninguno ha dado su apoyo público ni a Figueres, ni a Chaves.  

 ¿Hacia dónde migraron sus votantes? 

Precisamente eso consultó la encuesta de Enfoques, que arrojó los siguientes resultados: 

A partir de esta visualización, se desprende, a primera vista, que la mayoría de los votantes de tres de esos cuatro partidos se sumaron a las filas de Chaves, con la excepción de quienes marcaron la casilla de José María Villalta en febrero. 

Sin embargo, no siempre fue así en el caso del Frente Amplio, pues el estudio del mes anterior arrojó que, para ese entonces, cuatro de cada diez (40%) dijeron que votarían por Chaves.  

Mientras que entre cuatro y cinco personas, pero de cada 20 (23%) dijeron que lo harían por Figueres. Ese panorama cambió y ahora es el único partido donde la mayoría de sus votantes, incluso, cinco de cada diez (53%), votarían por Liberación Nacional. 



El número más contundente es el de votantes del PUSC, que la antigua rivalidad entre partidos decanta a tres de cada cuatro votantes (74,5%) a votar por el exministro de Hacienda. 

Los votantes de quien se quedó a las puertas de la segunda ronda, Fabricio Alvarado, también se decantan por Chaves, al menos así lo admitieron seis de cada diez personas encuestadas (62%).  

De igual forma, es llamativo que quienes marcaron una equis en esta casilla, se decidan, en un punto porcentual menos que los del PUSC, a votar por Figueres (12%). 

Por último, en el caso de Eli Feinzaig, quien ocupó el cuarto lugar, por 21 votos sobre Lineth Saborío, resalta la cantidad de gente que aún no se decide. 

Por ejemplo, si se tomaran 20 de sus votantes, diez lo haría ahora por Chaves (47,5%), cinco por Figueres (26,3%), cuatro aún no sabe o no respondió (21,3%) y uno de ellos no lo haría por ninguno (4,9%). 

Total
9
Shares
Nota anterior

Especialista en criptomonedas: “Orden de Biden responderá interrogantes del mundo crypto”  

SIGUIENTE NOTA

Arabia Saudita vendería petróleo a China en yuanes en vez de en dólares