¿Cómo funcionaba la red de empleados públicos que favorecía a banda de narcotráfico?

  • Alteración de carteles e información de otros oferentes, parte de las ayudas.

A falta de poco más de un mes para finalizar el año, un nuevo caso de corrupción azotó el país la mañana de este martes, luego de que el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) allanó oficinas de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y otras personas presuntamente involucradas en una red que favorecía la obtención de licitaciones a una banda vinculada al narcotráfico. 

El caso empezó a ser investigado por el OIJ tras dos decomisos de droga realizados entre junio de 2019 y agosto de 2020.   

“Ahí logramos establecer que había una estructura criminal que era dirigida por un grupo de colombianos, mexicanos y costarricenses”, explicó Walter Espinoza, director del OIJ, al diario la Nación. 

Pero,  

¿Cómo funcionaba esta red de favorecimientos? 

  • Banda narco y empresas fachada 

La banda era liderada por un mexicano de apellido García y dos colombianos de apellidos Montaño y Camelo, quienes residen en nuestro país. 

Los mismos habrían obtenido dinero proveniente de actividades ilícitas como la venta de droga y crearon empresas “fachada” para poder legitimar el capital, a través de actividades lícitas. 
 
Las empresas señaladas se tratan de Construcciones del Valle S.A. y Flu Vial S.A. 

Dentro de esas actividades destacan la adjudicación de licitaciones por parte el AyA, para la construcción de obra pública, que obtenían de manera irregular y es precisamente aquí donde entra el papel de los funcionarios públicos. 

  • Funcionarios AyA 

Según explicó Espinoza, el papel de los funcionarios de la institución era fundamental para la adjudicación de las licitaciones a la banda. Entre los que destacan una abogada de apellido Araya, ingenieros y jefes de zona. 

Todos ellos habrían sido reclutados por un funcionario de apellido Arias, quien se encargaba de convencerlos de favorecer al grupo criminal. 

Esta red les ayudaba, entre otras cosas, con las siguientes facilidades logísticas

  • La confección de los documentos para concursar. 
  • Indicación de fechas del concurso. 
  • El presupuesto más favorable para obtener la licitación. 
  • Información de otros oferentes. 
  • Alteración de carteles licitatorios. 

Lo anterior le brindaba a la empresa “fachada” de la banda narco, una clara ventaja respecto a los demás concursantes, por lo que obtenían la licitación sin mayor problema

Incluso según se detalla en el expediente judicial, esto les habría permitido obtener contratos que suman, al menos, 700 millones de colones en los últimos ocho meses. 

Los empleados recibían pagos de dinero en efectivo por este tipo de ayudas que, supuestamente, eran repartidos por el mismo empleado que se encargaba de reclutarlos. 

  • Ingreso de capital a la banca pública 

Si bien la mayoría de las personas vinculadas pertenecen al AyA, un funcionario del Banco Nacional, en Esparza, de apellido Villalobos, también habría jugado un papel esencial en todo este proceso. 

Según la investigación el empleado ayudó al grupo para que al ingresar dinero a la entidad no hubiese sospechas de su origen.  

El Banco Nacional mencionó que cuentan con un programa interno para saber cómo actuar en este tipo de casos y que han venido colaborando con el OIJ desde meses atrás.  

Ambas empresas vinculadas al caso cuentan con registros bancarios y poseen créditos con la institución.  

La investigación se tramita bajo el expediente 19-000129-0622-PE de la sección de Estupefacientes del OIJ. 

Total
40
Shares
Nota anterior

COP26: Programa País Carbono Neutralidad encuentra apoyo internacional en cumbre

SIGUIENTE NOTA

Estos son nuestros destacados de hoy, 10 de noviembre