fbpx

¿Cómo se eligen los diputados en Costa Rica?

-Designación de curules se lleva a cabo a través de una fórmula electoral 
 
La asamblea legislativa en nuestro país está conformada por 57 diputados que son sometidos a un proceso de votación democrática para su elección, en el mismo proceso electoral que el presidente de la República. 

Eso sí, a diferencia de la elección del mandatario del país, la selección de los diputados tiende a ser un poco más compleja y entran en juego, términos como fórmula electoral, cociente, subcociente y cifra residual, todos claves en la designación de un congresista. 

Dicho lo anterior en El Conocedor nos vamos a dar a la tarea de explicar ¿cómo un candidato es designado a la asamblea legislativa? 

Elección de los candidatos 

Los partidos son los encargados de elegir a sus propios candidatos en asambleas internas. Estos tienen que designar  a los delegados provinciales, quienes son los encargados de definir el orden de todos los candidatos mediante una votación. 

La cantidad de candidatos varía según la provincia. Por ejemplo, en San José hay un máximo de 19 candidatos, mientras que en Guanacaste 4. Además, los partidos pueden elegir cuantos candidatos postular y en qué provincias hacerlo, siempre y cuando respeten la alternancia entre hombres y mujeres. 

Una vez quede definido en actas, envían la papeleta con los representantes al Tribunal Supremo de Elecciones, el cual se encarga de validar la información y aceptar su participación. 

Votación y cálculos 

Esta es probablemente la parte más compleja para la designación de los congresistas. Si un ciudadano quiere votar por un candidato a diputado lo tiene que hacer por la papeleta completa, no lo puede hacer un nombre en específico. 

Aquí es donde entra en juego una fórmula electoral, la cuál es un cálculo matemático que define cómo se van a repartir las curules en la asamblea. 

Lo primero es calcular el cociente, que refiere a la cantidad de votos necesarios para que un partido se asegure al menos un escaño en la asamblea. Este se obtiene dividiendo el total de votos válidos (no se toman en cuenta votos blancos ni nulos) en la provincia entre la cantidad de diputaciones que le corresponden a la determinada provincia. 

Por ejemplo, en las elecciones del 2014, en Heredia, los votos válidos fueron 220.225 y los espacios que tiene la provincia en la asamblea son 6, por lo que el cociente es de 36.709. En otras palabras, esa es la cantidad de votos que aseguran un puesto en la asamblea. 

Sin embargo, dependiendo de la votación puede que no sea necesaria esta cantidad de votos para que un partido gane un curul. Eso sí, existe una cantidad mínima para convertirse en diputado y lo que conocemos como subcociente. 

Notas de interés  TSE convoca oficialmente elecciones: 27 candidatos aspirarán a la presidencia de la República

Este se obtiene dividiendo el cociente entre dos, por lo que, tomando el ejemplo anterior, tendríamos que dividir 36,709 a la mitad, lo que no daría 18.354 votos mínimos para poder aspirar a una curul. 

Con este ejemplo anterior, si un partido hubiera tenido 75.000 votos, automáticamente aseguraría como mínimo dos curules, ya que 75.000/36.709 es igual a 2.04.  

Por el otro lado, un partido con 20.000 votos no aseguraría una diputación, sin embargo, sería considerado por subcociente en caso de no haberse repartido todos los espacios mediante el cociente. 

Pero ¿por qué la cantidad de votos para ganar una diputación puede variar? 

Aquí entra otro término en juego, cifra residual. Esta sirve para determinar cuáles partidos tendrán las curules que no pudieron entregarse directamente a través del cociente.  

La cifra residual para los partidos que obtuvieron al menos un diputado, se obtienen restando el número total de votos obtenidos por la agrupación menos el cociente multiplicado por la cantidad de escaños recibidos directamente.  

Siguiendo el ejemplo anterior, el partido que obtuvo 75.000 votos tendría una cifra residual de 1.582, ya que es la resta de 75.000 – (36.709*2). 

Por otra parte, los partidos que no llegaron al cociente tendrán una cifra residual igual al número de votos obtenidos. La cifra residual de la agrupación del ejemplo que obtuvo 20.000 votos, será entonces de 20.000. 

Ya con las cifras residuales de todos los partidos, se acomodan en orden según este número de mayor a menor. Eso sí, las agrupaciones que contaban con al menos un diputado tendrán prioridad en la repartición de las curules restantes. 

Finalmente, una vez se hayan designado la cantidad de diputaciones por partidos, los representantes en la asamblea se definirán según el orden establecido previamente. 

Por ejemplo, si un partido ganó dos escaños, se seleccionarán las primeras dos opciones que había definido el partido en su papeleta. 

Total
25
Shares
Nota anterior

Kenneth Tencio sobre París 2024: “Tres años no son nada. Voy a llegar en una mejor versión de mí”

Next Post

Carolina Hidalgo a la cabeza en lento conteo de votos de convención del PAC