Costa Rica cierra el año con un crecimiento económico y mejorando la expectativa del déficit

Meta del país es alcanzar superávit en 2023

El año pasado, Costa Rica acabó con más de un 8.5% de déficit fiscal, producto de la desaceleración económica generada por la pandemia y de la baja recaudación tributaria, sumada a la escasa contención del gasto público. 

A comienzos del 2021, las entidades financieras nacionales pronosticaron que el año cerraría con un déficit fiscal del 7%. Sin embargo, la última estimación coloca este indicador en un 5.6%

Gracias a estos números, la calificadora de riesgo Moody’s volvió a posicionar al país como “estable”, frente al “negativo” en el que estuvo durante varios meses. 

¿Cómo hemos mejorado estos indicadores? 

El Conocedor conversó con el economista, Gerardo Corrales, quien detalló una serie de elementos que le han permitido al país alcanzar un mayor control de sus finanzas y una mejor imagen en los mercados internacionales. 

“Cuando se ve la composición de ingresos y gastos, del ahorro que se está teniendo de cerca de 3 puntos del PIB, 2.7 viene de una mejor recaudación tributaria. Esta se explica por un aumento en la recaudación del IVA, renta y otros impuestos por mayor actividad económica”,

mencionó el experto. 

Además, Corrales destaca el comportamiento de las zonas francas en este aumento de la recaudación y dinamización económica. 

“Las tasas de crecimiento del país han sido revisadas en dos ocasiones, del 2.9 al 3.9 y ahora el 5.4. Este crecimiento descansa básicamente en el crecimiento global, reflejado en el comportamiento de las zonas francas del país”, 

explicó el economista. 

En cuanto al acuerdo logrado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el economista señala que este no es responsable de estas mejoras fiscales, ya que aún no se ha elevado al directorio el informe de la situación económica del país, por lo que aún no hay efectos en los mercados financieros. 

Según el experto, “la misión (del FMI) está esperando ver al menos la aprobación en segundo debate de la ley de empleo público” para que el directorio apruebe el informe. 

Gobierno sigue debiendo en cuanto a gasto. 

Como se mencionó anteriormente, 2.7 de los 3 puntos de mejora en el PIB responden a una mayor recaudación tributaria. Es decir, únicamente 0.3 puntos de esta mejoría se relacionan con disminución del gasto público. 

“Esta disminución no viene por el rubro de remuneraciones, si no de transferencias, como del Bono Proteger. El Gobierno nos queda debiendo porque no se observa un recorte significativo en términos del gasto y mucho menos una reforma del aparato estatal para tener un Estado más pequeño, eficiente y eficaz”

manifestó Corrales. 

Precisamente, el proyecto de ley Marco del Empleo Público, es una iniciativa del Gobierno que forma parte del acuerdo con el FMI que pretende disminuir la carga del gasto público, ahorrando hasta un 1.04% del PIB durante los siguientes 10 años. 

Momento para cambiar deuda. 

Un término que ha ocupado varios espacios de discusión, recientemente, es el de “cambiar deuda cara por deuda barata”.  

Corrales explicó que esto es cuando se compran bonos de deuda externa en entidades internacionales, con tasas de interés y plazos más favorables para el país para sustituir los créditos de deuda interna que tienen peores condiciones. 

Es un momento oportuno para hacerlo porque las agencias multilaterales como el BID, Banco Mundial, Banco Centroamericano o Corporación Andina de Fomento han estado ayudando a los países en estas condiciones de crisis por la pandemia, que han debilitado los presupuestos fiscales de los países”,

explicó Corrales.

Superávit en 2023. 

Una de las metas presentadas en el acuerdo con el FMI, es que el país logre cerrar el año 2023 con un superávit primario de un 1%.  

Esto no se ha conseguido desde el año 2007, cuando Costa Rica alcanzó un superávit del 0.31%. 

Para el economista, es fundamental que los proyectos del acuerdo con el FMI avancen para cumplir este objetivo. 

“El superávit primario para 2023 depende de los proyectos que presentó el Ejecutivo en la Asamblea Legislativa, como la renta global dual, impuesto a la lotería, casas de lujo, dividendos de las entidades descentralizadas y demás, junto con la aplicación estricta de la regla fiscal y la ley de empleo público”, 

mencionó Corrales. 

Finalmente, el experto señaló que las esta y otras metas pueden verse afectadas por las elecciones, ya que algunos candidatos están intentando posponer la toma de estas decisiones o del todo oponerse de forma “populista” para ganar votos, cuando no cuentan con planes alternativos para lograr los rendimientos económicos necesarios. 

Total
5
Shares
Nota anterior

Inflación impacta a Reino Unido y Estados Unidos y genera un “mar de incertidumbre”

SIGUIENTE NOTA

Ómicron llegó al país ante incertidumbre en la eficacia de vacunas