Criptomonedas: Diferencia entre tokens estables y volátiles 

  • Existen criptomonedas cuyo valor siempre será un dólar, en otros, este cambia de un día a otro. 

La principal ventaja de las criptomonedas es que, al operar dentro de una red de computadoras global, estas son universales, de uso anónimo, pero principalmente, descentralizadas.  

Es decir, no son controladas por ninguna entidad bancaria, al menos la mayoría de ellas. 

Existen centenas de criptomonedas diferentes, que responden, por sus características, a necesidades distintas. 

Una de las diferencias por las que se puede comenzar a clasificar es por cómo se establece su valor. ¿Por qué? Unas pueden cambiar su valor de ayer a hoy y de hoy a mañana.  

Sin embargo, otras conservan su valor, si no exacto, al menos de una forma bastante estable y con variaciones casi imperceptibles. 

Criptomonedas volátiles 

El término volátil significa que cambia con facilidad. En el caso de las criptomonedas esto se aplica a su valor. 

En otras palabras, hay criptodivisas que pueden disminuir su valor a la mitad o incluso doblarlo de un periodo a otro, de acuerdo con su oferta y su demanda. 

Esto puede suceder, por ejemplo, si un país anuncia que admitirá esa criptomoneda como forma de pago, pues se hace más apetecible contar con esa moneda y por lo tanto su precio se incrementaría. 

También puede pasar que se generen más unidades de ese tipo, entonces al haber más, su valor puede disminuir. 

Esta característica provoca cierta resistencia a invertir en ellas, pues existe un mayor riesgo.  

No obstante, ese mismo riesgo aumenta el rendimiento que pueda tener, por ejemplo, dedicarse a anticiparse a esas subidas de valor, comprar algunas criptomonedas y luego venderlas a un mayor precio que al que las compró. 

Tokens estables 

El primer apunte por realizar en esta otra categoría es que no son criptomonedas como tal. El término que mejor las describe es tokens. 

¿Qué es un token? 

Es un activo que tiene una validez asignada dentro de un espacio determinado. Por ejemplo, puede compararse como las fichas de un casino o de un centro de juegos electrónicos. 

Al ingresar a estos lugares, se canjea dinero real por estas fichas -tokens- que tendrán, ahí dentro, el valor que se le asigne. Sin embargo, fuera de él no tienen valor alguno. 

Dentro del ecosistema de las criptomonedas este papel lo juegan los tokens estables, o StableCoins. 

Sirven para entrar y salir de las inversiones, pero también para resguardar el valor de la inversión y hacer intercambio entre una criptomoneda volátil y otra. 

Por ejemplo, si vendo una criptomoneda que aumentó su valor y quiero invertir en otra que preveo que pueda subir también, canjeo la criptomoneda que vendo por StableCoins y con esos, compro la otra criptomoneda. 

¿Cómo se mantiene su valor? 

Esto puede ocurrir de dos maneras: 

  • StableCoins colateralizadas: Esto quiere decir que su valor está respaldado en algún otro activo, para algunos tipos es dinero convencional (como las fichas del casino, se cambia un dólar por una ficha), en algunos casos por bienes poco volátiles como el oro y en otros por algunas reservas de otras criptomonedas 
  • StableCoins no colateralizadas: Estos utilizan algoritmos, dentro de la misma red de Blockchain para que el valor de las StableCoin se mantenga apegado al valor del dólar estadounidense, que es el que la mayoría de StableCoins utilizan. 

Total
9
Shares
Nota anterior

Universidades destinarán recursos a infraestructura física

SIGUIENTE NOTA

Poder Judicial reporta caída de sistema electrónico