Decretos firmados por Chaves hacen solicitudes a Aresep, pero esta podría rechazarlos

  • Este año, el precio del diésel ha aumentado cerca de un 49%. 

El 9 de junio entraron a regir nuevos precios de combustibles, que por primera vez superaron el monto nominal de ₡1.000. 

Los nuevos montos son los siguientes: 

  • Súper: ₡1.062 
  • Regular: ₡1.024 
  • Diésel: ₡1.012 

En enero de este año el precio por litro iba desde ₡680 colones en el diésel hasta ₡760 en súper. 

Es decir, el aumento representa cerca de un 49% para el diésel y un 39% para el súper. 

Según explicó El Conocedor, llenar un tanque de combustible puede costar hasta ₡12.000 más en vehículos comunes

El gobierno ha tomado algunas medidas al respecto, entre ellas la entrada en aplicación de una nueva metodología para el cálculo de precios y la consideración de utilizar un préstamo de $200 millones por parte del Banco Centroamericano de Integración Económica para subsidiar la tarifa de autobuses. 



Decretos firmados por Chaves. 

Además de estas medidas, dos decretos fueron firmados por el presidente de la República. 

Consisten en solicitudes a la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep), es decir, aún están pendientes de ser aprobados por esta entidad para finalmente aplicarse al costo de los combustibles, principalmente del diésel. 

El primero le pide a la autoridad reguladora que realice los cambios respectivos en la fórmula del costo del diésel, con el fin de lograr una rebaja de ₡100, aproximadamente, por litro. 

Según el mandatario, se eligió disminuir el precio del diésel por su amplio uso en suelo costarricense.  

“¿Ustedes saben por qué el diésel? Porque ahí están los pases de los buses que usted paga, porque ahí está el costo de la comida que hay que traer y producir con diésel también, esa es la prioridad”,

explicó el presidente. 

El diésel es el principal combustible utilizado en Costa Rica por: 

  • Transporte público masivo de personas (autobuses). 
  • Sector agropecuario. 
  • Transporte de carga. 
  • Pesca. 

Seguidamente, un segundo decreto pretende eliminar el impuesto que pagan el diésel y las estaciones de servicio a la emulsión asfáltica, según quedó establecido desde el 2016, como parte de los subsidios a los derivados del petróleo. 

Chaves aseguró que estos salen del bolsillo de los costarricenses para que las empresas importadoras de asfalto lo compren a un precio más barato. 

“Esos subsidios eran pasarle plata de lo que usted paga en la bomba de gasolina por litro a esas empresas para que compraran el asfalto más barato, eso se acabó”,

puntualizó Chaves. 

Este rubro representa alrededor del 1% de lo pagado por litro de diésel. 

Aresep podría denegar peticiones

Es importante reconocer que la Aresep funciona como una institución autónoma, es decir, no existe injerencia en sus decisiones por del Poder Ejecutivo. 

Esta entidad no responde al segundo poder de la República, pero sí lo hace al Plan Nacional de Desarrollo y a políticas públicas que le competan. 

De esta manera, estos decretos podrían no ser aprobados por la autoridad, en el caso de que así lo consideren los miembros de su junta directiva. 

Esto también sucede con las peticiones de aumento que ha realizado desde siempre la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope). Esta institución remite las solicitudes para subir el costo de los combustibles a la Aresep y es en esta instancia donde se aprueban las mismas. 

Total
4
Shares
Nota anterior

Defensoría no puede intervenir directamente en casos de estafa en bancos públicos 

SIGUIENTE NOTA

“Me insistía en que no me estaba pidiendo información y así fue; más bien me la daba”