fbpx

Default económico del Gobierno dejaría en jaque a fondos de ROP y FCL

-Falta de pagos podría dejar a los fondos sin liquidez  

Actualmente, un 59.27% del dinero de las operadoras de pensiones se encuentra colocado en bonos del Gobierno central, es decir, prestados tanto al Banco Central como al Ministerio de Hacienda.  

La operadora del Banco Nacional, BN Vital, es la que más invierte en este sector con un 69.5% del total de sus fondos. En el otro lado, la de la Caja Costarricense del Seguro Social es la única que coloca menos de la mitad de su dinero en Gobierno central, con un 48.2%. 

Esta colocación de fondos se da con el fin de generar rendimientos o intereses que hagan crecer el dinero de los contribuyentes, tanto del FCL como del ROP. 

Sin embargo, al ser el Gobierno el mayor receptor de los recursos de las operadoras, surge la pregunta: ¿qué pasaría si el país cae en default

¿Qué es un default económico? 

Un default económico se da cuando un deudor no tiene la posibilidad o la voluntad de pagar sus obligaciones crediticias, es decir, que cae en impago de su deuda.  

En los últimos meses, el país ha llevado a cabo procesos de negociación con el fin de reestructurar las finanzas públicas con el fin de sanear la economía y también de acceder a un crédito del FMI 

Estos esfuerzos surgen luego de que el déficit fiscal llegara al 8.3% del PIB para finales del año anterior. 

¿Cómo podría afectar a los fondos del FCL y el ROP? 

Son más de 8 mil millones de dólares del FCL y del ROP que se encuentran en manos del Gobierno de Costa Rica en diversos bonos. Una situación de impago por parte del país generaría graves problemas en las operadoras de pensiones para regresarle el dinero a los contribuyentes.  

“Yo creo que no va a suceder, pero imagínese que muchos de los proyectos que tenemos que definir ahora de la agenda con el FMI no se aprueben y el Gobierno entre en un problema de afrontar sus obligaciones, no creo que pase, pero habría un riesgo posible”, afirmó el exsuperintendente de la Supen, Javier Cascante. 

Para Mauricio Rojas, gerente de BCR Pensiones, que exista la posibilidad de default en un emisor es motivo de preocupación para las operadoras. 

De igual manera, Rojas señala que “es difícil que un país caiga en impagos, pero no imposible. Si esto sucediera uno de los primeros pasos sería un ajuste en la normativa por parte del regulador (Supen) y esto provocaría un ajuste en la estrategia de inversión de las operadoras, que buscarían nuevos horizontes de inversión”. 

Notas de interés  Publicidad institucional: más de ₡3.000 millones gastados por el Ministerio de Salud y la CCSS desde 2018

Edgar Robles, quien también fue superintendente de Supen, señaló que en caso de impagos por parte del Gobierno, no existiría mucho margen de acción para las operadoras. 

“Es poco lo que pueden hacer en ese momento. Generalmente, cuando eso sucede lo que hace el Gobierno es renegociar la deuda con los tenedores y es una renegociación forzada. Es ahí cuando se entra en el default selectivo y ahí están en riesgo los ahorros de los trabajadores, explicó Robles. 

Otras inversiones en el sector público 

Además de los bonos que se encuentran colocados en el Banco Central y el Ministerio de Hacienda, las operadoras también optan por ubicar sus recursos en instituciones estatales que les otorguen rendimientos.  

El ICE, el INS, Recope, Banco Hipotecario de la Vivienda y otras, son algunas de esas organizaciones que, en conjunto con las mencionadas del Gobierno central, acaparan el 64.24% de todo el dinero del FCL y el ROP que se encuentra en inversiones. 

¿Por qué se invierte tanto en el sector público? 

Ahora bien, es importante comprender por qué la todas las operadoras de pensiones colocan la mayor parte de su dinero en el sector público.  

Para el exsuperintendente Javier Cascante, existe la creencia de que los recursos que se ubican en el Gobierno son más seguros, pero que esto no necesariamente se da en todos los casos. 

Otra razón por la cual las operadoras optan por destinar su dinero a bonos en instituciones públicas y Gobierno central es por las pocas posibilidades de inversión que existen en el mercado nacional. El Grupo Nación y FIFCO son los dos mayores emisores a lo interno del país.  

Además, Robles también mencionó que “en los países donde los gobiernos tienen altos déficits fiscales, como El Salvador, Costa Rica y República Dominicana, hay presiones políticas para que las operadoras de pensiones inviertan más en el Gobierno”.  

Finalmente, según Robles, invertir en títulos de Gobierno no es atractivo, pero las regulaciones se desarrollan y se han desarrollado en los últimos años para limitar a las operadoras y que tengan que colocar bonos en el sector público. 

Total
52
Shares
Deja un comentario
Nota anterior

ROP y FCL podrían peligrar por falta de diversificación de la inversión

Next Post

Édgar Robles: “Los fondos de pensiones se están exponiendo mucho. Hay un riesgo excesivo”