Dos de cada diez usuarios han sido víctimas de estafa bancaria 

  • 9 de cada 10 estafados presentaron denuncia 

Si usted está en un grupo de 10 personas usuarias de tarjetas de crédito o débito es probable que dos hayan sido víctimas de fraude (19%). 

Además, otras tres sufrieron un intento de estafa, que no se llegó a completar (31%), y solo la mitad de ellas no habría tenido tan cerca el riesgo de que le robaran el dinero que guardó en el banco (50%). 

Otro dato relevante es que de cada 10 personas estafadas, hubo una de ellas que no recurrió al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) a imponer su denuncia. 

Esto con base en el Estudio de Tarjetas de Pago elaborado por la Oficina del Consumidor Financiero (OFC), el cual también preguntó a las personas entrevistadas si tenían algún familiar que hubiera vivido estas experiencias. 

En este caso las cifras aumentaron. Tres de cada diez dijeron tener en su familia una persona víctima de fraude (32%) y cuatro de cada diez, a una que haya sido objetivo de la estafa (39%). 

Estos datos son contundentes al compararse con los datos de la Superintendencia General de Entidades Financieras, los cuales reflejan que los bancos reportan un incidente de este tipo cada 36 minutos en promedio. 

La investigación de la OFC se realizó entre la última semana de febrero y la primera del mes de marzo a 1406 hombres y mujeres, residentes de zona urbana y rural de todo el país, y tiene un margen de error de 2,8%. 

Cabe destacar que las denuncias por este crimen tienen una tendencia al alza. Por ejemplo, el OIJ de San José recibió 3.177 reclamos en todo el 2021, mientras que en los primeros cuatro meses de 2022 contabilizaba 1.709. Es decir, más del 50%. 

Incluso, el pico de denuncias se presentó en marzo, cuando recibieron 722, un mes después de haberse realizado el estudio. 



Otras evaluaciones

Perfil de objetivo 

El estudio determinó que las personas con un grado académico universitario son las más perseguidas para robarles su dinero.  

Sin embargo, ahí los números cambian, mayoritariamente en la distribución de víctimas e intentos de estafa, pues en general, sigue siendo la mitad los que no han vivido ninguna. 

En este sector de la población 7 de cada 20 (35%) sí fue víctima de estafa y 2 de cada 10 (21%) salieron ilesas del intento. 

Adopción de uso del PIN 

La investigación consultó sobre la posibilidad de los comercios de solicitar del PIN de la tarjeta en compras mayores a ₡30.000, medida que se comenzó a implementar el 1° de mayo pasado. 

En general, 11 de cada 20 (55%) dice estar en desacuerdo, pero este número incrementa al consultársele al 20% que fue víctima de estafa, donde sube a 13 de cada 20 (65%). 

Como medidas alternativas, las personas entrevistadas sugirieron: 

  • Que les acerquen el datáfono, pero sin digitar el PIN (35%) 
  • Solicitarles la cédula o documento de identidad (31%) 
  • Pagar con el celular o el reloj (9%) 
  • Pagar con efectivo (1%) 

El restante 20% sí estuvo de acuerdo con el uso del PIN. 

Para abordar este tema de las estafas bancarias, El Conocedor realizó una serie de reportajes y notas periodísticas que usted puede repasar en este enlace. 

Total
30
Shares
Nota anterior

Líderes de redes de estafa generalmente están en centros penales

SIGUIENTE NOTA

Epidemia de Fraudes: cada 36 minutos se reporta un fraude electrónico en el país