¿En qué se está convirtiendo Facebook?

El reciente cambio de marca de Facebook como “metaplataforma” de realidad aumentada podría tener un impacto significativo en el futuro de la tecnología.  

La idea de un mundo digital que incorpore la propia Internet, accesible a través de unos auriculares de realidad virtual, lleva años cobrando impulso. Esta semana, ha entrado en la conciencia de la corriente principal gracias a la decisión de Facebook de cambiar su nombre por el de Meta Platforms.  

En efecto, Facebook quiere estar en el centro de su metaverso, desde las experiencias sociales que incorporan a los amigos en los espacios virtuales compartidos hasta los datos que se introducen en las aplicaciones de realidad aumentada (RA) o en las gafas de vídeo. De un modo u otro, quiere que se compartan contenidos dentro de sus confines.  

Diferencias entre Facebook y Metaverse.  

Jim Marchese, del blog AR/VR New Reality, explicó a Business Insider las diferencias entre Facebook y el metaverse. El experto cita los siguientes puntos:  

“El metaverse simplemente implica un mundo digital interactivo en el que los  avatares pueden moverse libremente y establecer contacto, y Facebook está  tratando de crear esa experiencia”. 

  • El metaverse engloba todos los datos y actividades de la sociedad; Facebook no.  
  • El metaverse incluye todas las formas de comunicación digital (incluidas las redes sociales). Facebook sólo agregará más contenido al ya existente.  
  • La plataforma de realidad virtual y experiencias sociales que merece ser llamada “metaplataforma” tendría que reunir estos tres tipos de contenidos: imágenes, vídeos y realidad aumentada.  
  • El mundo metaverso es distinto al espacio virtual construido por grandes compañías tecnológicas como Facebook. Los sitios web son, en su mayoría, trozos de información que se encuentran en unos servidores centralizados. Sin embargo, el metaverse es menos centralizado que esto: no hay un lugar físico o una región constituida para él.  
  • La metaplataforma no supone una ruptura con la realidad virtual ni con las experiencias sociales actuales en realidad aumentada. Todos esos contenidos son parte del metaverso que estará integrado en él.   

 ¿Cómo se transformarán para adaptarse a los nuevos paradigmas?  

El nuevo modelo de usuario tendrá varias características:  

  • No tendrá necesariamente que tener una identidad única, ya sea por falta de tiempo o simplemente porque no le interesa.  
  • No necesitará tener un perfil público. Al contrario, será un usuario normal sin hacer públicos sus datos personales (y tampoco se preocupará de protegerlos).  
  • El nuevo modelo tampoco sufrirá las limitaciones actuales del sistema operativo que lo contiene ni tendrán la posibilidad de descargarlo para trabajar en otros dispositivos.  
  • Podrá trabajar en cualquier parte, con cualquier dispositivo; no importarán los límites de la realidad virtual. Facebook dice que esta metaplataforma sigue el modelo de su información actual. Según sus palabras, “la red social es una plataforma digital que proporciona oportunidades para compartir y acceder a todo tipo de contenido”.  
  • El usuario no tendrá la obligación de utilizar un nombre verdadero ni tampoco será necesario que adopte una identidad pública. Existirán evidencias alternativas al sistema jurídico tradicional a través del cual los jueces pueden fallar por hechos o discusiones virtuales.  
  • La metaplataforma será un espacio en el que cualquier persona puede ir y ver lo que otras han hecho (por ejemplo, la gente podría seguir a los participantes de determinados eventos o acontecimientos).  

“El futuro del día de mañana se caracterizará por tener un perfil más bajo”, destacó Marchese.   

¿Cómo funcionaría y quiénes la integrarían? 

Nuestra identidad digital está formada por una serie de tubos en línea y conectados entre sí. La metaplataforma proporciona un espacio para que las personas puedan coordinarse, apoyarse unos a otros y realizar actividades juntos.  

Facebook ya tiene cientos de millones de usuarios. Podría lanzar su propia metaplataforma el próximo mes de diciembre.  

PayPal también trabaja en ello. Twitter también quiere hacerlo. El comercio electrónico será impulsado porestas plataformas y podría servir para el intercambio de aprovisionamiento a través del sistema bancario.   

La metaplataforma será un protocolo abierto que permitirá a los usuarios vincular activos, servicios y datos mediante el desarrollo de soluciones basadas en blockchain (estructura de registro distribuida).  

La metaplataforma también tendría un ecosistema cerrado que permitiría a las empresas crear contenidos específicamente destinados a esta plataforma. Facebook diseñó hace tiempo su propia computadora hiperespacial y había adquirido recientemente Oculus VR, los creadores de Rift, el visor de realidad virtual más popular.  

“Esto está tan lejos en el futuro”, dijo Zuckerberg, “que cuando llegue lo veremos como algo natural y sencillo”.  

La eliminación del perfil público podría ser un paso muy importante, según Michael Fauscette, líder de la industria informática y representante de la Cámara de Comercio Virtual.   

 “Hay muchas personas que no quieren tener más público”, dijo el comunicador social. 

Total
3
Shares
Nota anterior

¿Por qué los implicados en el caso Diamante no recibieron prisión preventiva?

SIGUIENTE NOTA

Estos son nuestros destacados de hoy, jueves 18 de noviembre