fbpx

Estudiantes han perdido más de 100 días lectivos desde el año 2018

Ingreso a universidades públicas será muy difícil para estudiantes que sufrieron parones, señala experta. 

La generación de estudiantes que comenzó el colegio en el año 2018 no ha completado un curso lectivo completo en sus cuatro años de secundaria 

Estos parones en las clases son parte de la problemática que enfrenta la educación pública, principalmente, en el país y que agravan la crisis que enfrenta el Ministerio de Educación Pública (MEP). 

El Programa Estado de la Nación (PEN) ha señalado estas problemáticas como un apagón educativo y ha enumerado como otras deficiencias los yerros estructurales, las rigideces del sistema y el impacto de la pandemia. 

Esta última es solo una de las causas para las suspensiones de clases que ha afrontado esta administración, la cual suma su tercera persona a cargo del ministerio en tres años y medio de gestión. 

Este es un resumen de las interrupciones de los cursos lectivos del 2018 a la fecha. 

Fecha del parónCantidad de díasRazón
10 de setiembre al 7 de diciembre 2018 89 días Huelga por reforma fiscal 
Intermitente Indefinido* Protesta contra proyecto de ley sobre regulación de huelgas 
Julio 2019 Indefinido (no fue en todo el país)**Pruebas Faro, destitución del Ministro Edgar Mora, Educación dual, problemas de infraestructura
Del 17 de marzo al 4 de abril 2020 14 días lectivos Entrada del COVID-19 
Del 24 de mayo al 9 de  julio 2021 46 días Tercera ola pandémica 

*Las huelgas fueron convocadas intermitentemente y sumaron cerca de cuatro semanas lectivas. 

**Cerca de 160 centros educativos se sumaron a un cierre en protesta para pedir la salida del entonces ministro Édgar Mora. 

A mediados de abril 2020, se reanudaron las clases de forma virtual y se extendieron durante todo el año. Se hicieron esfuerzos, a medio año y en el tercer trimestre, por volver a la presencialidad, pero la pandemia no lo permitió. 

De esta manera, desde el 2018, los estudiantes han perdido al menos 100 días lectivos e incluso algunos entre 120 y 140, donde no tuvieron siquiera acceso a clases virtuales. Además, en gran parte de estos años, la presencialidad ha sido escasa

Para tenerlo de referencia, un ciclo educativo anual se planea para durar 200 días lectivos. Periodo del 2021 cerraría con 197. Por lo que, de un aproximado de 800 días lectivos en cuatro años, se habrían perdido cerca del 15% de ellos. Además, prácticamente la mitad de los días efectivos han sido mediante clases virtuales. 

Precisamente para este año, se adoptó una modalidad mixta entre presencialidad y virtualidad que contribuyó a continuar con las lecciones pero que no deja de ser una forma irregular de recibir las lecciones. 

Finalmente, en julio anterior, los centros educativos fueron cerrados temporalmente producto afectaciones climatológicas en Limón, Guápiles, Sulá, Sarapiquí, San Carlos, Zona Norte y Turrialba.  

La pandemia y sus efectos en la educación 

El Conocedor conversó con la directora de la Red Institucional de Formación y Evaluación Docente de la Universidad de Costa Rica, Eleonora Badilla Saxe, quien externó sus preocupaciones de cara al futuro del estudiantado que ha sufrido una educación intermitente en estos últimos cuatro años. 

Notas de interés  Dos Pinos creó sociedades en paraísos fiscales donde no tiene actividad comercial

Una de las principales se relaciona con la desigualdad sufrida por quienes asisten a centros públicos frente a colegios y escuelas privadas, los cuales no han perdido clases producto de huelgas y suspensiones del MEP. 

“Solo hablando del acceso a la educación de estas generaciones está muy difícil. La brecha es enorme”, mencionó Badilla. 

Entre las consecuencias señaladas por la especialista se encuentra el acceso a la educación universitaria. Según la directora, los estudiantes que van bien en sus notas y no han tenido interrupciones, tienen un acceso casi que ilimitado hasta la universidad.  

Sin embargo, por el otro lado, quienes han padecido la crisis que atraviesa el MEP, tendrán dificultades para insertarse en carreras profesionales, al menos en las universidades públicas y en las privadas que exijan niveles altos de inglés. 

“Van a tener un montón de problemas, porque, aunque con la matricula logren entrar, porque no van a tener capacidades afectivas y cognitivas para poder desempeñarse exitosamente en las clases. Las universidades van a tener que darles planes remediales”, señaló la experta. 

Estrategia de virtualidad con deficiencias 

En octubre anterior, la Contraloría General de la República (CGR) realizó una auditoría en la que determinó que el MEP carecía de los medios para medir si la estrategia de clases remotas había sido efectiva o no

Por lo tanto, no cuenta con la información suficiente sobre las brechas de aprendizaje producidas por la pandemia, lo que complica la elaboración de soluciones. 

Además, la implementación de estas estrategias ha tenido problemas relacionados con la falta de acceso a dispositivos electrónicos y de conexión a internet por parte de estudiantes que viven en hogares de quintiles socioeconómicos más bajos, principalmente. 


Notas relacionadas

Total
3
Shares
Nota anterior

El Salvador planea la construcción de “Ciudad Bitcoin” en la base del volcán Conchagua

SIGUIENTE NOTA

Estos son nuestros destacados de mitad de semana