fbpx

Experta en educación: “La educación solo ha sido prioridad en los discursos, pero nunca en las acciones”

En los últimos años, la educación pública del país ha recibido señalamientos en cuanto a su gestión. Inclusive, investigaciones del Programa del Estado de la Nación han descrito esta fase como un “apagón educativo” y como la peor crisis de los últimos años. 

Si bien es cierto, las interrupciones de cursos lectivos por huelgas y la pandemia han agravado brechas de aprendizaje, no son las únicas causas de esta situación. 

En El Conocedor conversamos con la ex directora de la Red Institucional de Formación y Evaluación Docente de la Universidad de Costa Rica (UCR), Eleonora Badilla, para profundizar en este tema. 

Problemática de décadas 

La experta destacó que si bien Costa Rica fue pionera con la reforma educativa que encabezó el ex presidente Mauro Fernández en 1886, es un modelo que se agotó un siglo después. 

“Costa Rica no tomó las decisiones que había que tomar con la educación. En primer lugar, no se dieron todos los recursos económicos que había que darle. Al punto que en algún momento se hizo una reforma constitucional para que se le diera un 8% del PIB, insuficiente porque solo con recursos no se arregla”, explicó Badilla. 

Además, la ex directora recalcó que la formación de docentes no tomó el curso adecuado. 

“La formación de los docentes empezó a disminuir muchísimo a partir de los años 80, con la exclusión de centros de educación. Se concentró en cosas muy didácticas y pedagógicas, lo que hay que hacer en el aula para que los estudiantes aprendan. Pero ser educador es mucho más que eso”, agregó. 

Además, mencionó que, si bien los docentes tienen parte de la responsabilidad en esta situación, no se les ha dado ni la formación ni el acompañamiento adecuado. 

Sistema de contratación “perverso” 

Badilla destacó que la forma de contratar docentes en el Ministerio de Educación Pública (MEP) no favorece la aptitud para un puesto. 

“Hay un sistema de contratación de docentes que es perverso. Porque el docente se contrata por el título que tenga. Entonces si sos doctor tenés prioridad y si sos master tenés menos puntos que un doctor y así para abajo, no se contrata por idoneidad.” 

“Entonces todo el mundo corrió a sacar doctorado o maestrías en educación para ser más elegibles y tener mayores incentivos sin que hubiera idoneidad”, explicó. 

¿Por qué no cambia la formación docente? 

Para la experta, la respuesta a esta pregunta puede resumirse en que el servicio civil establece el modelo de contratación basado en rango académico y títulos y tanto las universidades públicas como las privadas han cometido errores en su quehacer. 

De igual forma agregó que es cierto que las universidades privadas gradúan a más profesionales que lo que lo hacen las públicas, pero que estas se escudan en ello sin renovar la forma en que preparan a sus profesionales. 

Gobernanza en deuda 

Finalmente, Badilla destacó que desde las autoridades de turno se ha ejecutado una gestión de apagar incendios. 

“Lo que se empezó a hacer en educación en Costa Rica fue arreglar cosas parciales. Lo que más nos dolía en ese momento eso era lo que se arreglaba. Entonces empezamos a arreglar con parches a un sistema que estaba desactualizado y empezamos a ponerles parches y parches y lo debilitamos”, mencionó. 

De igual forma, reconoce que no se pueden hacer milagros cuando la situación financiera del país atraviesa un momento crítico también, pero que se trata de una cuestión de priorizar recursos y no agregarle tintes políticos. 

“La educación solo ha sido prioridad en los discursos de los presidentes y los diputados, pero nunca en los planes de Gobierno ni mucho menos en las acciones”, concluyó.

Total
24
Shares
Nota anterior

Estos son nuestros destacados de mitad de semana

SIGUIENTE NOTA

¿Cómo la virtualidad del MEP ha incidido en carga de familiares y docentes?