Fiscalía asegura tener limitantes tecnológicas para enfrentar casos de estafas electrónicas

  • Facebook tampoco suele colaborar con la Fiscalía. 

La Fiscalía Adjunta de Fraudes y Cibercrimen del Poder Judicial juega un papel fundamental en la lucha contra los delincuentes informáticos que roban el dinero de los usuarios bancarios. 

En un contexto en el que se dan cerca de 40 casos diarios de estafas, según datos de la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF) para el año pasado, la labor de la Fiscalía es de primera línea de importancia. 

A esta organización le corresponde investigar a los sospechosos de realizar estos delitos, así como presentar todas pruebas que logren recabar en conjunto con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), con el fin de imputar a los criminales. 

Nuevas tecnologías juegan en contra de la Fiscalía. 

Sin embargo, esta entidad enfrenta serios retos en la búsqueda de obtener información de los delitos, debido al avance de nuevas tecnologías que están a disposición de las bandas organizadas. 

El Conocedor conversó con el fiscal adjunto, Miguel Ramírez López, quien señaló los problemas con los que lidian de cara a dar con los responsables. 

Según el fiscal, es ideal que la persona afectada actúe de inmediato al percatarse del percance, tanto denunciando ante el banco como en el OIJ. Esto con el fin de poder congelar el dinero, ya que, de lo contrario, el proceso de elaboración de un informe oficial puede tardar hasta uno o dos años en la Fiscalía. 

“¿Qué es lo que pasa? Que tenemos un grave problema en el desarrollo de las tecnologías porque el ambiente tecnológico no es único. Es decir, en otros casos como homicidios, daños, robos, siempre ocurre lo mismo, aquí no, las modalidades van cambiando conforme se desarrolla la tecnología”,

explicó Ramírez. 

De esta manera, una vez que les llega el informe del OIJ, deben analizar la modalidad del timo, ya que de eso dependerá mucho la investigación y el resultado final. Por ejemplo, en un caso donde la operación fue de índole internacional, no hay nada que hacer por parte de la Fiscalía. 



Proveedores de internet no brindan información. 

Una de las principales fuentes de información que recibe la Fiscalía viene de parte de los proveedores que dan servicios de internet en las diferentes zonas del país. 

Esto se debe a que, según el fiscal, todo sucede bajo un único sistema de internet que es manejado por estas empresas y que, por lo tanto, allí se mueven datos relevantes que pueden ser indicadores clave para dar con algún infractor. 

“Cada proveedor tiene un mecanismo de trabajo, son los que venden los teléfonos y todas las tecnologías, tienen la información de todos nosotros y manejan nuestros sistemas, por eso es importante a la hora de pedir los datos”,

mencionó Ramírez. 

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) es la institución que regula el ingreso del internet al territorio nacional y de allí se distribuye a distintas empresas que lo venden a los clientes, como puede ser Claro, Movistar, Cabletica y muchas más. 

Sin embargo, la mayor parte de estos son compañías privadas y, según Ramírez, no brindan la información de manera inmediata aún luego de ser solicitada por la Fiscalía. 

“Hay que pedirle al juez el levantamiento del secreto bancario para las cuentas privadas. El levantamiento de la información de los abonados de servicio para los proveedores de internet, etc”,

detalló el fiscal, quien agregó que algunos proveedores como el ICE han sido muy abiertos, pero otros no.  

Este proceso de levantamiento para acceder a la información se tramita con un juez y puede durar varios meses, lo que dificulta el trabajo de la Fiscalía. 

Facebook: ¿es posible pedirle información? 

Otro actor importante y usual en las investigaciones contra estos delincuentes, son las redes sociales, en especial las manejadas por el grupo Meta: Facebook, Instagram y WhatsApp. 

Por esta razón, la Fiscalía suele recurrir al gigante tecnológico con el fin de acceder a datos de algunos usuarios que utilizan perfiles en estas redes sociales para cometer delitos. No obstante, la ayuda de Meta suele ser escasa o nula. 

“Les pedimos que, por favor, nos digan quién está detrás de una cuenta que acaba de amenazar de muerte y no nos dan la información. Entonces, tenemos que recurrir a la vía jurisdiccional, a través de un juez que emite una orden. Esta es enviada a un juez en Estados Unidos para ver si ellos se la mandan a Facebook y si nos contestan. Hay miles de casos y en el 99% de las veces no dan la información, porque Facebook da prioridad a ciertos temas”,

lamentó el fiscal adjunto. 

¿Cuáles son entonces los temas a los que Facebook da prioridad? Según Ramírez, estos son aquellos que tienen que ver con: 

  • Terrorismo 
  • Crimen violento 
  • Tráfico de drogas 
  • Explotación sexual de menores 
  • Crimen organizado 
  • Corrupción 
  • Pérdidas financieras significativas 

Ante esta situación, se vuelve aún más esencial que las empresas que dan servicios de internet brinden la información a la Fiscalía. 

“Vamos a tener que crear un tipo penal para esa tecnología, una recolección de evidencia digital que vaya evolucionando en el tiempo, al igual que la tecnología, porque de lo contrario va a ser muy duro”,

agregó Ramírez. 
Total
1
Shares
Nota anterior

“Con qué confianza va a ir uno a guardar dinero al banco”

SIGUIENTE NOTA

¿Es legal el decreto que aumentará el salario de los jerarcas de los ministerios?