“Hay alguien del banco que les pasa el token a los estafadores”

  • Hombre es de nacionalidad francesa y tiene 24 años viviendo en el país 

A finales de noviembre de 2020, la esposa de un francés que lleva 24 años viviendo en Costa Rica, recibió una llamada telefónica que, aparentemente, provenía del Banco Nacional. 

El supuesto funcionario bancario le indicó que existía un problema, debido a que se estaba intentando comprar una computadora por un monto de ¢150.000 y que ella podía bloquear la cuenta. 

“Mi esposa fue a su computadora de inmediato para cambiar su contraseña y logra cambiar su firma con el Internet Banking, pero continúa la llamada telefónica y ahí ella ve que hay algo raro”, 

cuenta.

Según relató, ellos tenían cuentas en euros, dólares y colones. Sin embargo, habían optado por no tener el sistema de Internet Banking en el teléfono, porque lo consideraban peligroso; además siempre ingresaban desde la red su casa y nunca en espacios públicos. 

Saqueo de cuentas 

Al día siguiente, señala que recibió una gran cantidad de llamadas del mismo número telefónico para indicarle que estaban intentando hacer una compra de la misma manera que le señalaron a su esposa. 

“Él me dice que hay que cambiar la contraseña, pero yo le dije que ahora no podía hacer nada porque no tenía Internet Banking en mi celular y estaba en Liberia, pero ahí me dije a mí mismo que eso olía mal”, 

explica.

A partir de ese momento, sus cuentas comenzaron a ser saqueadas. 

Ambos se dirigieron a la sucursal del Banco Nacional en Tamarindo. Ahí le explicaron al gerente que estaban quitándoles su dinero sin necesidad de datos como contraseñas o el token. 

“Ellos pudieron liberar la plata que estaba incluso en ahorros a la vista y pasaron todos los dólares a colones, entonces cuando llegamos al Bancom el gerente, Óscar, que no está acostumbrado a realizar bloqueos de cuentas se asusta un poco, y bloquea la cuenta”,

dice.

Cuando revisaron sus cuentas bancarias, solamente quedaban tres millones de colones, mismo que fueron enviados a una cuenta del Banco Popular con el gerente del Banco como testigo de la situación. Sin embargo, él les señaló que no podían hacer nada al respecto. 

Iniciaron un proceso de reclamo administrativo que tomaba alrededor de 9 a 10 meses. 



Banda criminal en Guadalupe 

Posterior a dicha situación, los afectados se apersonaron en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para hacer su denuncia. No obstante, antes de tener una cita con un colaborador de las instancias judiciales, realizó varias llamadas. 

“El responsable de verificar este tipo de temas me dice que, al día siguiente de nuestra denuncia, él recabó los números de cuenta a los que se destinó nuestra plata y me dice que fue al Banco Popular a nombre de una mujer y otra a nombre de un señor”,

detalla.

En el OIJ le mostraron la foto de los estafadores, ya que ellos los tenían mapeados en la zona de Guadalupe. Como parte del relato, dice que les solicitó información para buscar a los cibercriminales, sin embargo, le indicaron que eso le correspondía a la Fiscalía. 

“Después de un montón de llamadas telefónicas, logré contactar a la Fiscalía y me dijeron que están pidiendo al Banco qué pasó con la plata que se destinó a estas cuentas. “Yo le dije que ese no era el tema, que el tema es que ellos son estafadores, pero me dicen que no pueden actuar porque deben esperar y eso fue hace más de un año”,

señala.

Finalmente, la víctima recuerda que hace un par de meses vio en el noticiero que los organismos policiales encontraron una banda de estafadores en Guadalupe. 

“Yo los llamé a ellos y les dije era un buen momento para comunicarse con sus compañeros de Guadalupe para hacer algo porque incluso teníamos las fotos, pero no hicieron nada”,  

agregó el afectado.

Banco se lava las manos 

Finalmente, el banco resolvió que la culpabilidad recaía sobre la pareja y no les reintegraron el dinero, ya que supuestamente ellos habrían brindado información en el proceso que permitió la estafa. 

Para el francés, quien admite que es una posibilidad que de alguna u otra manera los estafadores hayan logrado obtener sus datos, le parece imposible que hayan tenido acceso al token (clave de seguridad física) y apunta a filtración de información a lo interno del banco. 

“Es imposible que conocieran los números del token que aparecen de manera aleatoria, por lo que hay alguien del banco que les pasa esa información a los estafadores, pero nunca van a admitir eso”,

añadió.

Finalmente, asegura que en total los estafadores lograron sacarle 36 mil dólares de su cuenta. 

Total
2
Shares
Nota anterior

“Utilizaron mi cuenta como puente para estafar a otra persona”

SIGUIENTE NOTA

¿Cómo hacen los estafadores para seguir realizando fraudes bancarios sin ser detectados?