fbpx

ICODER sigue sin poder desarrollar centro acuático tras tres años desde la presentación del proyecto

  • Se espera aprobar nuevo proyecto a principios del 2022. 

La exministra de Deportes, Carolina Mauri, presentó en el 2018 uno de los proyectos estrella de su administración: el Centro Acuático María del Milagro París. Sin embargo, tres años después aún no hay luz verde para desarrollarlo. 

Precisamente, desde ese año se tiene la necesidad de intervenir el actual centro de entrenamiento de deportes acuáticos, buscando fomentar el crecimiento de los deportistas y debido al alto costo en mantenimiento. Por ejemplo, solo la piscina María del Milagro París requiere más de ₡600 millones cada año

Por estas razones, el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (ICODER) ha intentado llevar adelante este proyecto en los últimos años, sin embargo, hasta ahora no ha podido licitar la construcción a ninguna empresa. 

El proyecto original

Cuando se presentó el proyecto, durante la gestión de Mauri, se anunció que iba a contar con lo siguiente: 

  • Siete piscinas temperadas 
  • Gimnasios 
  • Una torre para clavados 
  • Un restaurante 
  • Oficinas administrativas 

En total, se esperaba que la construcción abarcaría un área total de 25.000 metros cuadrados. Solo para tener una referencia, el Estadio Nacional tiene un área de aproximadamente 34.000 metros cuadrados. 

La obra original tenía presupuestado un monto de $20 millones, es decir, unos ₡12.500 millones. Adicionalmente, se pensaban destinar otros $3 millones (poco más de ₡1.800 millones) para la construcción de equipo de gimnasio, clínicas, auditorios, oficinas y equipo deportivo. 

En principio, el dinero para el desarrollo del proyecto vendría de fondos propios del ICODER y un financiamiento con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) 

Nueva propuesta en 2020

En el año 2019, el exministro de Deportes, Hernán Solano, anunció que el proyecto era irreal de cara a las condiciones del deporte en Costa Rica y lo desechó. Esto generó que se perdieran más de ₡800 millones previamente utilizados en estudios técnicos para el proyecto original. 

Posteriormente, en setiembre del año anterior, el ICODER anunció un nuevo cartel de licitación para la construcción del centro acuático, el cual debía estar construido en algún punto del segundo semestre del 2021 y, finalmente, no sucedió

Este nuevo proyecto modificaba ampliamente el presentado por Mauri, tan solo 30 meses antes. 

Entre los elementos que conformaban este proyecto se destacaban dos piscinas, una para entrenamiento y calentamiento de los deportistas y otra con 10 carriles para la práctica de distintas disciplinas, como waterpolo, nado sincronizado y demás. 

De igual manera, la obra contemplaba el desarrollo de espacios para vestidores, baños y oficinas administrativas.  

Problemas con el presupuesto. 

Pese a que este proyecto era considerablemente más pequeño que el original, finalmente el instituto tuvo que dar marcha atrás con la construcción, una vez más. 

Notas de interés  Caso Cochinilla: MECO habría creado una red empresarial que le permitía fiscalizar sus propias obras

En principio, el ICODER presupuestó un total de ₡3.000 millones (unos $5 millones) para construir la obra. Sin embargo, luego de ir a licitación, únicamente hubo una oferta que superaba ese monto por más del doble. 

El Consorcio Centro Acuático fue la empresa que participó para adjudicarse el desarrollo del proyecto, sin embargo, su oferta fue de ₡6.284 millones, es decir, un 109,49% más de lo presupuestado inicialmente por el instituto. 

“Se suponía que el proyecto daba, pero no.” 

El Conocedor consultó a Alba Quesada, directora del ICODER, sobre el porqué se quedó tan corto el presupuesto de ICODER. 

“Nosotros tenemos un departamento de gestión de instalaciones. Yo no entro a la parte técnica porque esa no es mi especialidad. Se suponía que el proyecto daba, pero no.” 

Adicionalmente, Quesada explicó que es muy importante llevar a cabo la construcción de esta obra, precisamente porque las instalaciones actuales ya finalizaron su vida útil y cada vez cuesta más dinero darles mantenimiento. 

Además, según se detalla en el oficio DGID-OB-0058-02-2021 del ICODER, la empresa en cuestión no cumplía con una serie de “requisitos técnicos de admisibilidad”, lo que también derivó en el rechazo de la oferta.  

En este mismo informe, se señala que la propuesta del consorcio tenía sobreprecios en algunos detalles a desarrollar. Por ejemplo, según números del ICODER, un sistema de calefacción solar híbrido necesario en la obra tendría un valor de mercado de unos ₡51 millones, mientras que la oferta lo valoraba en más de ₡184 millones. 

¿Proyecto 2022? 

Desde distintos puntos se ha señalado la urgencia de desarrollar la obra, por lo que, en el ICODER no se quedan de brazos cruzados ante las constantes trabas que han tenido en los últimos años. 

Quesada mencionó a El Conocedor que están al tanto del proyecto y que esperan dar noticias del mismo de manera pronta y oportuna. 

“Ahora se está sacando con unas modificaciones, hay cosas que van a quedar para una segunda etapa, pero lo importante es que necesitamos el proyecto porque la piscina María del Milagro París ya cumplió su vida útil”, apuntó la directora del ICODER. 

De igual manera, Quesada señaló que han sido días de mucho trabajo en el instituto para poder presentar una nueva licitación lo antes posible. 

Total
5
Shares
Nota anterior

Deportistas dejaron de recibir más de ₡70 millones en becas por parte del ICODER

Next Post

Welmer Ramos será el candidato del PAC luego de vencer en convención interna