Impuesto único a los combustibles: la razón por la que los costarricenses pagan cara la gasolina

  • Impuesto sobre los combustibles en Costa Rica es el más alto de la región. 

La gasolina está en su precio histórico más alto. Los próximos días empeorarían esta situación para el bolsillo de los costarricenses debido a la última solicitud de incremento en el costo solicitado por la Refinería Costarricense de Petróleo (RECOPE). 

El país está a las puertas de pagar ₡909 por litro de súper, ₡889 el de regular y ₡845 por el diésel.  

Según datos presentados por El Conocedor, el último año ha representado incrementos similares a los reportados en cinco años anteriores. 

Esta situación no solo representa un aumento en el costo de la vida a nivel de transporte. Todos los sectores que ofrecen productos y servicios que dependen de procesos de movilización sufren por el precio de la gasolina y se ven obligados a encarecerlos. 

Ante este panorama, el Gobierno ha intentado intervenir para evitar este impacto. Por ejemplo, el presidente Carlos Alvarado planteó una serie de medidas para disminuir el costo los combustibles en el transporte público y agropecuario. 

Pero, ¿qué hace que el precio de la gasolina sea tan alto? 

En primer lugar, es imposible obviar que la situación mundial ha tenido gran impacto en el precio de la gasolina.  

El conflicto Rusia – Ucrania ha elevado los costos en todos los países del mundo, principalmente en aquellos que son exclusivamente importadores (que no producen), como es el caso de Costa Rica. 

Según Brent, la referencia mundial de petróleo, el barril alcanzó los $115 el día de ayer. Esto representa un aumento del 7% con relación al domingo. 

Pese a esto, los ticos han pagado, históricamente, precios más altos que el resto de vecinos en la región.  

Actualmente, existen tres grandes componentes que dictan el costo de la gasolina en el país, pese a que pueden desprenderse en aún más elementos.

TipoCosto del litroImpuesto único a los combustiblesMargen de gasolinerasTotal
Súper₡478.15₡272.571.1145₡822
Regular₡472.4₡260.571.1145₡804
Diésel₡498.6₡15471.1145₡724

Como se observa en la tabla anterior, el componente del Impuesto Único a los Combustibles (IUC) representa entre un 21% y un 33.5% del costo total, según el distinto producto ofrecido en las estaciones de servicio. 

Precisamente, de este elemento es del cual el presidente Alvarado pretende realizar rebajas, ya que es el que está al alcance del Gobierno para regular. 



Ahora bien, ¿qué es como tal el IUC? 

Establecido en 2001, durante la administración de Miguel Ángel Rodríguez, el IUC fue parte de una serie de reformas fiscales que se aprobaron en la Ley N°8114 de Eficiencia y Simplificación Tributaria. 

Hace algunas semanas, el propio expresidente defendió esta ley ya que, según dijo en su página de Facebook, era necesario para evitar un crecimiento en el costo de los combustibles. 

“Nuestra ley lo que hizo fue cambiar el impuesto que era un porcentaje del precio del combustible a ser una suma fija en dólares por litro. Se hizo porque estaba iniciando una ola de aumento de precios del petróleo e iba a subir mucho el impuesto. De esa manera cuando sube el precio del petróleo no sube el impuesto y más bien disminuye el porcentaje de impuesto”,

declaró el exmandatario.

Previamente, en el Gobierno del actual candidato del Partido Liberación Nacional (PLN), José María Figueres, se habían gravado los combustibles mediante un impuesto selectivo de consumo vía decreto ejecutivo, sin embargo, no debe de confundirse con el IUC. 

El IUC entonces es, como tal, el tributo que se le cobra a las personas por la compra de petróleo y sus derivados, así como cualquier otro tipo de combustible fósil.  

Este impuesto se cobra de manera diferenciada de otros productos que, por ejemplo, pagan en su mayoría hasta un 13% por concepto de ventas en territorio costarricense. 

Sin embargo, las personas no ven reflejado este tributo al momento de cancelar un monto determinado en una estación de servicio. ¿Por qué? Muy sencillo. Recope se encarga de aplicar este impuesto al momento de adquirir los combustibles, por lo que posteriormente los traslada al costo final de sus productos. 

Es decir, los ticos no pagan de manera directa el tributo, sino que lo hacen de manera indirecta a través del valor señalado anteriormente como “costo del litro”. 

Según datos de la Cámara de Expendedores de Combustibles, los costarricenses pagan el impuesto más alto a los combustibles de toda la región. 

PaísImpuesto por litro
Costa Rica₡272
Honduras₡244
Guatemala₡159
El Salvador₡149
Nicaragua₡149
Panamá₡104

La importancia del IUC. 

Pese a ser un impuesto impopular para la gran mayoría de costarricenses, lo cierto es que de este depende gran parte del presupuesto nacional. 

En el plan presupuestario de este año, el Ministerio de Hacienda planteó que el IUC corresponde al cuarto ingreso de mayor importancia que tendría Costa Rica para cubrir sus gastos. 

Únicamente el dinero proveniente del endeudamiento, el impuesto de renta y el impuesto al valor agregado (IVA) tienen mayor peso dentro de las finanzas del Gobierno.  

Para tener una mejor idea, de cada ₡1.000 de ingresos en el presupuesto nacional, ₡45 provienen del IUC. 

De esta manera, plantear disminuciones importantes a este impuesto implicaría dejar un vacío fiscal en las arcas del Estado que debería ser ajustado a través de otros tributos o mediante el recorte en gastos públicos. 

¿En qué se utiliza este dinero? 

Según el artículo 5 de la Ley N°8114, el 29% del total del dinero recaudado a través del IUC se girará de manera obligatoria al Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).  

Esta institución deberá distribuir esos ingresos de la siguiente manera:  

  • El 75% para la conservación, el mantenimiento rutinario, el mantenimiento periódico, el mejoramiento y la rehabilitación de las carreteras nacionales. 
  • El 25% para la conservación, el mantenimiento rutinario, el mantenimiento periódico, el mejoramiento y la rehabilitación de las carreteras municipales. Este rubro será entregado por Conavi de manera directa a las municipalidades para cumplir con dicho objetivo. 

Además, un 3.5% de lo recibido será a favor del Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO) con el propósito de pagar servicios ambientales. 

De igual manera, es para el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) para el financiamiento de los sistemas de producción agropecuaria orgánica.  

Finalmente, un 1% será otorgado al Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) de la Universidad de Costa Rica (UCR), con el fin de garantizar la calidad de la red vial costarricense. 

Todos estos giros son de carácter obligatorio por parte del Ministerio de Hacienda hacia cada una de las instituciones señaladas anteriormente. El restante, pasará a la caja única del Estado donde se destinará a distintos fines no específicos.

Total
2
Shares
Nota anterior

Las tres “anomalías” que ensucian el financiamiento de la campaña de Chaves 

SIGUIENTE NOTA

Mancha del lavado de dinero ensucia campaña a dos semanas de elecciones