Irán vs Israel, una guerra no declarada

En el último mes, ataques israelíes a embarcaciones en el Golfo de Omán han acalorado el conflicto entre Irán e Israel. El enfrentamiento de ambos países no es algo nuevo. Desde hace varias décadas han estado enfrentados y cada uno considera al otro una gran amenaza para su seguridad.  

Israel pasa a la acción 

El país aumentó recientemente a 1.500 millones de dólares su presupuesto militar, declarando preocupación por las ambiciones nucleares de Irán. Sin embargo, esta medida sólo ha elevado las tensiones entre los gobiernos de ambos países, con el riesgo latente de una guerra. 

Irán y sus negociaciones 

Debido a que las defensas israelíes consideran a la república islámica una amenaza, se creó un acuerdo entre Irán y seis países (EE. UU., Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania). El fin de esto es comprometer al gobierno iraní a realizar un uso “exclusivamente pacífico” de la energía nuclear. 

Este acuerdo recientemente se ha visto en la cuerda floja, pues Irán lucha por mantener su parte de las negociaciones, mientras es amenazado por mar y tierra con “simulacros” y ataques pequeños por parte de Israel. 

¿Cuál es el problema ahora?  

En 2018, el expresidente de EE. UU. Donald Trump se retiró del acuerdo con Irán y anunció nuevas sanciones contra el país. Esto ocasionó que el gobierno iraní reiniciara los trabajos nucleares.  

 Actualmente Joe Biden, presidente de Estados Unidos, ha mostrado interés por unirse al acuerdo nuevamente, pero no ha tomado la iniciativa. Irán espera que el gobierno estadounidense sea quien dé el primer paso de acercamiento. 

Por otro lado, las alianzas de Israel con EE. UU. y los países árabes del Golfo avivan la incertidumbre. Pues sus propios intereses pueden interferir en caso de un enfrentamiento militar, esto debido a que las riquezas petrolíferas de Irán pueden importar más que tener a Israel de aliado.  

Total
4
Shares
Nota anterior

Asamblea Legislativa sepulta proyecto para evitar la exploración petrolera en Costa Rica

SIGUIENTE NOTA

¿Dónde se ubican los candidatos presidenciales a nivel ideológico?