Magistrados respaldan vacunación de niño de seis años en Hospital de Heredia, pese a negativa de sus padres 

  • En Costa Rica la vacunación de menores de edad es obligatoria según normativa 

La Sala Constitucional resolvió que los personeros del Hospital San Vicente de Paul, en Heredia, actuaron conforme a derecho y en defensa del principio del interés superior de los menores de edad al vacunar contra Covid-19 a un niño de seis años, cuyos padres se oponían

Así resolvió el Alto Tribunal este martes ante un recurso de habeas corpus interpuesto en nombre de los tutores legales del menor

Según el artículo 43 del Código de la Niñez y la Adolescencia, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) tiene la obligación de vacunar a niños contra las enfermedades que determinen las autoridades de salud. 

Además, el Código de Familia, en su artículo 144, establece la autorización de intervención médica pese a la negativa de los progenitores, en caso de tratamientos decisivos e indispensables para resguardar la vida o la salud de sus hijos

“En el ordenamiento jurídico costarricense se reconoce plenamente la vigencia del principio del interés superior de la persona menor de edad, con base en el cual debe desarrollarse toda actividad en torno al ejercicio y respeto de los derechos de la persona menor de edad”

expresó Jorge Araya García, magistrado instructor del expediente.

Altercado en Hospital de Heredia 

Este caso se remonta al pasado miércoles 27 de enero cuando un grupo de personas irrumpió de forma violenta en el Hospital San Vicente de Paul con la intención de “liberar” al niño de seis años

En aquel momento, Priscila Balmaceda, directora del centro médico, dijo que el menor ingresó por una patología respiratoria, razón por la cual el personal médico solicitó la inmunización

Sin embargo, se requirió la intervención de trabajo social y el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) ante la negativa de los padres.  

Ante esto, los padres alegaron ante la Sala que el hospital retenía a su hijo en contra de su voluntad. 

No obstante, los magistrados señalaron que existían “abundantes criterios técnicos, suficientemente motivados y sustentados” para vacunar al niño, dado que ingresó con una crisis de asma, la cual representa un factor de riesgo ante el Covid-19. 

En ese sentido, los jueces consideran que no hubo retención indebida, pues el internamiento y la vacunación se dieron con base en los criterios técnicos del Ministerio de Salud y del Patronato Nacional de la Infancia (PANI). 

Además, la resolución indicó que el proceso de habeas corpus no es la vía adecuada para invalidar los criterios médicos vertidos en el asunto. 

Magistrados declararon sin lugar otro habeas corpus 

Durante la misma sesión, la Sala IV declaró sin lugar el recurso de habeas corpus presentado por la vacunación de una joven de 15 años, pese a la negativa de su madre. 

Según los recurrentes, a la menor se le impedía tener contacto con sus familiares y, además, no se permitía su salida del Hospital Nacional Psiquiátrico para así garantizar la aplicación de la segunda dosis contra Covid-19. 

No obstante, la Sala aclaró que la joven fue informada por las autoridades del centro médico acerca de la vacunación y ella expresó su consentimiento. Además, a raíz de un criterio médico, resulta importante que la menor estuviese vacunada, dado sus factores de riesgos. 

Los magistrados indicaron que la joven sí se comunicó con sus familiares y que la permanencia en el centro hospitalario obedeció a dar continuidad a la atención de la patología por la que fue ingresada.


Total
1
Shares
Nota anterior

Información destacada para arrancar el día, miércoles 16 de febrero

SIGUIENTE NOTA

Diputados resuelven contradicción jurídica que reducía salario docente