Mayoría de países latinoamericanos aplican cuarta dosis contra la covid-19 

  • Salud autorizó cuarta dosis covid-19 en mayores de 50 años e inmunosuprimidos

Mientras los inmunizados con la tercera dosis ya suman 2.179.131 (el 42,4% de la población), la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología (CNVE) anunció este lunes que avanzará con la aplicación de una cuarta dosis de la vacuna contra covid-19. 

La administración de este refuerzo comenzará por personas de 12 años o más inmunosuprimidas y mayores de 50 años, siempre y cuando hayan recibido su tercera dosis al menos cuatro meses antes. Sin embargo, esta vacuna no será obligatoria. 

El biológico administrado es el producido por Pfizer & BioNTech y la formulación y cantidad es la misma que las inoculaciones anteriores. 

Así, el país se sumó a un listado de más de 15 países de la región latinoamericana en autorizar el uso de emergencia de un segundo refuerzo. Desde el mes de enero, Chile se convirtió en el primer país de América Latina, y el segundo en el mundo después de Israel, en aplicar una cuarta dosis contra el coronavirus.  

Otras naciones latinas siguieron sus pasos y agregaron a sus esquemas de vacunación el doble refuerzo, pese a la reducida evidencia disponible sobre su efectividad. No obstante, los distintos países han ofrecido respuestas parcialmente diferentes en su administración. 

Países latinoamericanos con cuarta dosis

La mayoría de los países latinoamericanos han decidido administrar una cuarta dosis de la vacuna contra la covid-19. Sin embargo, lo han hecho de manera limitada, únicamente llegando a una población vulnerable determinada. 

Desde el mes de enero, Chile administra la cuarta dosis a personas de 18 años en adelante. Asimismo, Cuba se integró la lista de países que decidieron aplicar el segundo refuerzo en población de territorios seleccionados y grupos de riesgo. 

República Dominicana aplica la cuarta vacuna en mayores de 60 años y en el personal de salud. Desde febrero, Uruguay habilitó la agenda para que mayores de 50 años se pudieran inscribir para recibir una cuarta dosis contra el coronavirus. 

En marzo, Bolivia autorizó la inoculación para personas mayores de 60 años, con enfermedades, paramédicos, enfermeros y técnicos que trabajan en primera línea. Asimismo, en Sao Paulo, la ciudad más poblada de Brasil, se comenzó a inmunizar a personas mayores de 80 años. Por su parte, El Salvador habilitó la inoculación para mayores de 12 años y Nicaragua para personas de 18 años en adelante.   

Desde inicios del cuarto mes del año, Ecuador y Paraguay administran este refuerzo en personas mayores de 50 años, mayores de 12 inmunosuprimidos, personal sanitario y trabajadores en áreas de salud. Asimismo, Perú inició durante abril la aplicación de cuarta dosis. 

Guatemala, por su parte, orientó la vacunación de la cuarta dosis al personal de salud, personas de 50 años en adelante y mayores de 12 años con enfermedades crónicas o inmunosuprimidas. En Honduras se aplica al personal sanitario y en México a adultos mayores que presenten algún tipo de comorbilidad. 

A mediados de abril, Argentina anunció la aplicación de la cuarta dosis de vacuna contra el coronavirus en personas mayores de 50 años, en condición de riesgo, miembros de las fuerzas de seguridad y docentes. En Panamá se administra a pacientes inmunosuprimidos a partir de los 12 años, y de manera opcional a los mayores de 50 años. 

Durante los últimos días, el secretario de Salud de Bogotá, Alejandro Gómez, manifestó que la cuarta dosis de la vacuna contra covid-19 será aprobada en los próximos días en Colombia. 

En cuanto a Haití, se desconoce si existe algún plan de aplicación de cuarta dosis, mientras que la Sociedad Venezolana de Infectología aseguró en marzo pasado, a través de un comunicado, que hasta la fecha no existen suficientes evidencias científicas para recomendar, de manera rutinaria, una cuarta dosis de vacuna. 

Otras “cuartas” en el mundo 

Israel, Estados Unidos, Reino Unido, Suecia, España y Hungría han sido otros países en el mundo que han aprobado las cuartas dosis en grupos específicos. 

Sin embargo, la limitada evidencia sobre la efectividad de este segundo refuerzo introduce interpretaciones diferentes en cuanto al contexto epidemiológico. Esto, a su vez, conduce a políticas acerca de las dosis de refuerzo distintas. No obstante, puntos de corte de edad con años arriba o abajo, básicamente todas coinciden en recomendar la dosis para personas inmunosuprimidas. 

Vacunación en países latinoamericanos 

Según datos del sitio de estadísticas ourworldindata.org, Cuba, Chile y Uruguay lideran los porcentajes totales de vacunación en la región latinoamericana, seguido de Argentina, Perú, Costa Rica, Brasil, Ecuador, Panamá y El Salvador. 

En el extremo opuesto está Haití, con poco más del 1% de su población vacunada. Además, Guatemala cuenta con alrededor del 35% de su población vacunada, lo cual aún dista del objetivo impuesto por la Organización Mundial de la Salud de proteger al menos al 40% de la población con ambas dosis. 

Total
12
Shares
Nota anterior

MOPT, Turismo, RECOPE, Cultura y 14 jerarcas más: los nuevos nombramientos de Rodrigo Chaves

SIGUIENTE NOTA

Incertidumbre periodística: nueva ley amenaza libertad de prensa costarricense