Pilar Cisneros: “Este país está quebrado, literalmente quebrado”, ¿es esto cierto?

  • Vicepresidente electo contradijo declaraciones de Cisneros. 

Faltan menos de dos semanas para que el presidente Alvarado deje su puesto al mando del Poder Ejecutivo y asuma en nuevo mandatario electo, Rodrigo Chaves. 

Uno de los mayores retos de la próxima administración es el de continuar con la estabilización de las finanzas públicas, para de esta forma dinamizar la economía y generar mayores y mejores empleos.  

Precisamente, la última encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP), de la Universidad de Costa Rica (UCR), reveló que la mayor preocupación de los costarricenses es por el aumento del desempleo y la falta de oportunidades.  

En medio de este panorama, el pasado viernes, la diputada electa del Partido Progreso Social Democrático (PPSD), Pilar Cisneros, aseguró en Noticias Repretel que “técnicamente, este país está quebrado, literalmente quebrado”.  

Cisneros, quien será la jefa de fracción de la bancada oficialista, también añadió que espera que el presidente Chaves realice una cadena nacional, apenas asuma su mandato, en la que informe a los costarricenses las condiciones en las que toma al país. 

Estas declaraciones dieron mucho de qué hablar en diferentes espacios de discusión, ya que las implicaciones de un país en quiebra generarían consecuencias serias a las finanzas públicas y, por lo tanto, a los habitantes. 

“Quien diga que el país está en quiebra, es porque no entiende la dinámica”. 

Para entender mejor la situación que atraviesa el país a nivel fiscal, El Conocedor conversó con el economista Gerardo Corrales. 

El experto brindó una serie de declaraciones en las que dejó claro que el país no está en quiebra, sino más bien está recuperándose económicamente de la crisis con la que asumió la administración Alvarado, en 2018. 

“Es muy preocupante que autoridades relevantes de este nuevo Gobierno estén manifestándose erróneamente y falsamente con que están recibiendo un país en quiebra. Esas declaraciones, como muy bien sabe don Rodrigo Chaves, causan nerviosismo, incertidumbre y ante la gran situación incierta que hay en el mundo, esto podría causar una salida masiva de capitales al exterior, dificultando la situación económica”,

explicó Corrales. 

Para el economista, las cifras fiscales que está entregando la administración actual son muy buenas en tres puntos importantes:  

  • Superávit primario: 0,85% del Producto Interno Bruto (PIB) 
  • Déficit financiero: 0.77% del PIB “que prácticamente se compone por los intereses”, según el economista. 
  • Saldo de la deuda: se proyectaba en un 70% para este momento y, actualmente, es del 66%. 

Corrales añadió que estos avances importantes no se dieron únicamente gracias al esfuerzo del presidente Alvarado, sino que también hubo un aporte importante de las principales bancadas de oposición, principalmente de Liberación Nacional (PLN) y la Unidad Social Cristiana (PUSC), para aprobar proyectos importantes. 

“Aprobaron proyectos de ley muy importantes, como la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, que está dando sus resultados. Se ve que de la mejora que hay en las finanzas públicas, la mayoría proviene de una mayor recaudación tributaria, tanto en el IVA, como en renta, en parte explicado por la mayor actividad económica y también por los cambios que venían en dicha ley”,

detalló el especialista. 

De igual manera, Corrales señaló a quienes digan que Costa está en quiebra. 

“Quien haya manifestado que el país está en quiebra, me parece que no entiende la dinámica”,

puntualizó el experto. 


¿Cómo se sabe que un país está en quiebra? 

Luego de las aclaraciones brindadas, Corrales explicó que para que un país esté en quiebra deben cumplirse una serie de condiciones, que actualmente el país no atraviesa. 

La primera es cuando no tiene los ingresos suficientes para atender sus obligaciones, es decir, el flujo de caja y la recaudación de impuestos no alcanza para atender obligaciones como salarios, pensiones y, sobre todo, el pago de la deuda. 

“No es el caso de Costa Rica. Por el contrario, las agencias calificadoras le acaban de mantener el nivel de calificación de cumplimiento de pago de sus obligaciones y antes teníamos un horizonte negativo y más bien pasamos a un horizonte positivo estable”,

explicó Corrales. 

Precisamente, la calificadora de riesgo Fitch Ratings mejoró la calificación del país a “B” estable el pasado mes de marzo, gracias a las mejoras de carácter fiscal en Costa Rica luego de la pandemia.  

Para Corrales, las manifestaciones que apuntan a un país en quiebra son contradictorias, ya que en el último informe de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), “más bien felicita al Gobierno por la situación macroeconómica porque sus indicadores son satisfactorios”. 

“Yo esperaría que, en los próximos días, las autoridades aclaren que esa no es la situación del país”,

finalizó el economista. 

Contradicción en el PPSD. 

Las declaraciones de la diputada electa no solo trajeron cola hacia afuera. Al interno del partido, también fueron objetadas por el propio vicepresidente electo, Stephan Brunner. 

Brunner, quien también dirigirá al equipo económico del Gobierno, se desmarcó de las manifestaciones de Cisneros en una entrevista realizada por el diario La Nación. 

El doctor en economía declaró que “el país está en una situación difícil”, sin embargo, no diría que está en quiebra. Además, mencionó que no hay razón para alarmarse en este momento.  

Adicionalmente, Brunner declaró que es importante que los mercados internacionales tengan confianza en Costa Rica y en su solidez fiscal.  

“Es un país que tiene las finanzas públicas comprometidas y están complicadas, pero no es un país en quiebra. No hemos entrado en default, creo que estamos lejos de eso, pero necesitamos hacer los ajustes en una forma rápida y contundente para no llegar a ese punto”,

aclaró el vicepresidente electo. 
Total
1
Shares
Nota anterior

Día movido: Asamblea aprobó 32 proyectos de ley este 26 de abril 

SIGUIENTE NOTA

Incentivos, exoneraciones y rebajos temporales para zonas francas fuera del GAM