Plataformas de precarización: un modelo de negocio rentable a nivel mundial a costilla de los colaboradores

  • Otros países han hecho esfuerzos para regular estas plataformas

Se ha dicho mucho sobre cómo las plataformas digitales han venido a revolucionar la manera de transportarse y de consumir. Los taxis rojos se han visto aplastados por un servicio mucho más barato para el usuario y los servicios express tradicionales le pierden la rueda a plataformas que ofrecen “de todo” en un mismo sitio.

También, ha quedado claro que aunque a nivel de uso y costos este tipo de servicios son beneficiosos para el usuario, pero para los colaboradores representa un espacio de trabajo precarizado y mal remunerado.

Precisamente esa combinación es la que hace a este modelo de negocio tan atractivo y rentable. Atractivo para los clientes y rentable a nivel de costos operativos.

La pregunta es: ¿cómo funcionan las plataformas digitales? 

Lo fundamental aquí es entender que las plataformas se autodenominan como intermediarias entre el cliente y el prestador del servicio, conectándolos a través de una aplicación para que lleguen a acuerdos a nivel comercial, tanto de transporte de personas como de productos.

Es decir, como una especie de acuerdo de servicios profesionales por medio de la plataforma.

Y es que, precisamente es ahí dónde está el negocio. Al no tener ningún tipo de contrato laboral con el prestador del servicio se libera de pagarle seguros, cargas sociales y un salario fijo. A su vez, estos ahorros se traducen en un servicio más barato para el cliente por lo que se convierten en una oferta atractiva en el mercado.

En Costa Rica, Uber, Didi, Rappi y PedidosYa (anteriormente Glovo) son las empresas más reconocidas y han captado un porcentaje muy alto de usuarios a partir del 2015 que fue cuando Uber llegó al país.

¿Podría considerarse que existe un vínculo laboral? 

A pesar de que en el papel no es la típica relación patrono-empleado, hay muchos elementos que hacen que haya una relación laboral entre la plataforma y el conductor.

Lo primero es que la empresa define el monto a cobrar por parte de los colaboradores, a diferencia de cualquier otro contrato por servicios profesionales.

De igual manera, definen protocolos de comportamiento y se les hace un depósito a través de cuentas empresariales. Incluso en el caso de PedidosYa, Rappi y Uber Eats las plataformas obligan a sus colaboradores a utilizar equipación relativa a la empresa.

Ante la existencia de todos estos elementos, en algunas partes del mundo se han impulsado leyes o reformas para regular estos servicios e intentar garantizarle un trabajo digno a estos trabajadores.

AB5, un intento de formalizar la relación laboral 

El ejemplo más reciente es en California, donde se aprobó una ley llamada AB5 la cual obligaba a las empresas a contratar a los colaboradores como empleados formales y a cumplir con todas las obligaciones patronales.

Notas de interés  Negociación FMI: la propuesta del Gobierno para salir del déficit fiscal

Sin embargo, el pasado 3 de noviembre se votó a favor la Proposición 22 que libra a este tipo de empresas de tener que contratarlos de manera formal, luego de una campaña en la que Uber y Lift (otra plataforma de transporte de personas) amenazaron con dejar de operar en el estado.

Pese a lo anterior, la Proposición 22 los obliga a brindarles seguro laboral y garantizarles superar el salario mínimo en caso de trabajar a tiempo completo en las plataformas.

Pero a nivel latinoamericano también se ha intentado regular el quehacer de estas empresas. Uno de los primeros esfuerzos para legalizar Uber sucedió en Ciudad de México, en el año 2015.

Allí se estableció un impuesto de 1,5% por viaje, además de exigir seguro para los colaboradores y se prohibió el alquiler de vehículos para esta actividad.

Es importante señalar que, en países como Dinamarca, Italia, Francia, Holanda, Turquía y Bulgaria, servicios como Uber no operan porque no se ajustaron a la legislación local.

This poll is no longer accepting votes

¿Está de acuerdo con dar propina?
Total
22
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post

Falta de regulación: el principal problema para trabajadores de plataformas digitales

Next Post

Términos y condiciones eximen a plataformas de responsabilidades con el usuario