¿Qué es la objeción de conciencia y por qué es polémica dentro de la Ley de Empleo Público?

Servicios Técnicos de la Asamblea Legislativa afirma que podría violentar principios de igualdad y no discriminación. 

El proyecto de Ley Marco del Empleo Público se encuentra, por segunda vez, en una fase de revisión por parte de la Sala Constitucionalidad, como parte de una consulta de constitucionalidad enviada por un grupo de diputados y magistrados del Poder Judicial. 

La Sala se ha pronunciado, anteriormente, sobre varios puntos que hacen que esta iniciativa del Gobierno sea polémica, siendo la más señalada la colocación del Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplan) como ente rector del salario en todo el Estado. 

Sin embargo, otros elementos del proyecto también han sido cuestionados por algunos legisladores como lo es el caso de la inclusión de la objeción de conciencia.  

Pero, ¿qué es objeción de conciencia? 

Esta es la facultad que tiene una persona, principalmente trabajadora, de negarse a practicar actividades que atenten contra sus principios éticos, religiosos o morales.  

En Costa Rica, este derecho se basa en una serie de artículos y estatutos de diversos pronunciamientos, tanto nacionales como internacionales: 

  • Artículo 29 de la Constitución Política“Todos pueden comunicar sus pensamientos de palabra o por escrito, y publicarlos sin previa censura; pero serán responsables de los abusos que cometan en el ejercicio de este derecho.” 
  • Artículo 12 del Pacto de San José“Toda persona tiene derecho a la libertad de conciencia y de religión.  Este derecho implica la libertad de conservar su religión o sus creencias, o de cambiar de religión o de creencias, así como la libertad de profesar y divulgar su religión o sus creencias.” 
  • Artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos

Precisamente, de estos artículos se desprenden las libertades de pensamiento, religiosa y de conciencia que se asocian a la objeción de conciencia en el país. 

Además, la Sala Constitucional declaró en la resolución número 2014-4575, que este derecho “consiste en la posibilidad, jurídicamente garantizada, de acomodar el sujeto, su conducta religiosa y su forma de vida a lo que prescriba su propia convicción, sin ser obligado a hacer cosa contraria a ella.” 

En el proyecto de Empleo Público. 

La objeción de conciencia aparece en el último texto del proyecto que pretende modificar varios aspectos del empleo público en el país.  

Justamente, este se ubica en el árticulo 24, inciso g): 

“Los servidores públicos podrán informar a la administración por medio de una declaración jurada, sobre su derecho a la objeción de conciencia cuando se vulneren sus convicciones religiosas, éticas y morales, para efectos de los programas de formación y capacitación que se determine sean obligatorios para todas las personas servidoras.” 

Esta cláusula ha sido sumamente criticada por algunos diputados, ya que consideran que podría violentar derechos y libertades de personas históricamente discriminadas.  

Por ejemplo, el diputado oficialista, Enrique Sánchez, se apartó de la fracción del PAC en la votación del proyecto y no le dio su apoyo por incluir este inciso. 

Posición de Servicios Técnicos de la Asamblea. 

El Departamento de Servicios de la Asamblea Legislativa emitió, en abril, un informe abarcando varios puntos sobre el proyecto de empleo público. 

Uno de ellos fue para abordar el tema de la objeción de conciencia dentro de la iniciativa.  

Según el informe “esta disposición eventualmente podría violentar los principios de igualdad y no discriminación, así como el principio de legalidad y lo ordenado en el artículo 48 constitucional.” 

Y es que, la objeción de conciencia permitiría que funcionarios públicos eviten capacitaciones en derechos humanos u otras temáticas, utilizando declaraciones juradas.  

Es por esto que Servicios Técnicos ha cuestionado la constitucionalidad de este inciso, ya que el departamento aseguró que la formación y capacitación son un requisito esencial para lograr igualdad y no discriminación en la atención de los servicios públicos. 

Límites de la objeción de conciencia. 

Pese a que la Sala Constitucional ha manifestado en diversas oportunidades la constitucionalidad de la objeción de conciencia, de igual manera ha dejado claro que este, como muchos otros derechos, también tiene límites que deben considerarse. 

“El derecho a la objeción de conciencia tiene límites y limitaciones y, en aquellos casos, en los que entra en colisión con otro derecho fundamental se debe recurrir al principio de la concordancia práctica y, por consiguiente, es menester hacer un juicio de ponderación entre los derechos que están en conflicto”. 

De esta manera, podrían existir ocasiones que ameriten anteponer otros derechos de las personas ante la objeción de conciencia, según cada caso, deberá ser ponderado. 

Total
15
Shares
Nota anterior

¿Qué es la veda electoral?

SIGUIENTE NOTA

Entérese de lo más noticioso del día de hoy, jueves 16 de diciembre