¿Qué proponen Figueres y Chaves para reducir la desigualdad contra las mujeres? 

  • El Conocedor revisó planes de gobierno de los candidatos 

La desigualdad contra las mujeres es un tema que ataca a la sociedad costarricense a nivel integral. Las oportunidades de empleo, educación y participación en política son menores para este grupo de la población. 

Sin embargo, por citar unos ejemplos más de desigualdades, la responsabilización del cuido y las labores en el hogar y la inseguridad, sí son mayores. 

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ubica a las mujeres como uno de los grupos vulnerables por las condiciones a las que se enfrentan, junto con otros como la población migrante, afrodescendiente, pueblos indígenas y población que vive en pobreza extrema. 

Además, el quinto de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible corresponde a lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a las mujeres y niñas. 

Empleo en Costa Rica

Para profundizar en uno de estos ámbitos, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en Costa Rica las cifras de empleo cerraron el 2021 de la siguiente forma. 

Población Pertenecientes a fuerza laboral Sin empleo 
Hombres 1.463.528 164.796 (11,26%)* 
Mujeres 973.859 168.628 (17,32%)* 
Total 2.437.387 333.424 (13,68%)* 
*Los porcentajes están calculados a partir de bases diferentes, por lo que representan a cantidades de población diferentes. 

Para empezar, hay un menor número de mujeres que pertenece a la Fuerza Laboral, por razones múltiples, entre ellas la responsabilización de labores del hogar, que según el INEC, en 2017 el tiempo que invertían las mujeres en este quehacer triplicaba el de los hombres. 

Esta diferencia, en el país, ronda las 500.000 personas. No obstante, aún así dentro de la Fuerza Laboral hay más cantidad de mujeres sin ocupación que hombres. 

Otro dato es que la tasa de participación femenina en Costa Rica está cerca del 50%. Es decir, alrededor de la mitad de las mujeres en edad y capacidad de trabajar, participa de la Fuerza Laboral del país, mientras que la otra mitad no tiene la oportunidad de hacerlo. 

Al compararlo con los otros 38 integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el país ocupa la posición 37, de 39, según este indicador, solo por delante de México y Turquía.

La lista es liderada por Islandia, donde la tasa de participación femenina ronda el 85%. 



¿Qué proponen los candidatos?

El Conocedor revisó los planes de gobierno de José María Figueres y Rodrigo Chaves, como aspirantes a la Presidencia de la República. 

Esto dicen los programas: 

Liberación Nacional

Las propuestas de José María Figueres se clasifican en cinco áreas. 

Trabajo doméstico y de cuidado no remunerado 

  • Educar y promover la construcción de familias corresponsables en el trabajo no remunerado. 
  • Universalización de Red de Cuido y expansión a población adulta mayor. 
  • Declarar el derecho de cuidado como un derecho universal y solidario, como potenciador del desarrollo económico. 

Empleo

  • Poner a las mujeres en el centro de las medidas de reactivación económica. 
  • Disponer una banca para el desarrollo con perspectiva de género. 
  • Facilitar el paso de la informalidad a la formalidad mediante la simplificación de trámites y un régimen contributivo más favorable durante 5 años. 
  • Incrementar y facilitar la incorporación de las mujeres en las áreas más dinámicas de la economía (STEAM: Ciencias, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas). 
  • Programa de creación, incubación y aceleración de emprendimientos liderados por mujeres. 

Participación Política

  • Apoyar el proyecto de ley, vigente en el congreso, que busca prevenir, sancionar y erradicar la violencia en la política por razones de género. 
  • Propiciar e incentivar la participación política de las mujeres en condiciones de igualdad en los diferentes ámbitos del quehacer público y la toma de decisiones. 
  • Crear sinergias y fortalecer programas de formación política para mujeres. 

Marco jurídico y legislación 

  • Realizar una profunda revisión y ajuste de legislación vigente, para garantizar el reconocimiento, protección y disfrute de los derechos humanos de las niñas y las mujeres. 
  • Fortalecer el liderazgo y las capacidades del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) para el cumplimiento de sus fines y objetivos. 
  • Liderar la articulación del trabajo interinstitucional de los tres Poderes del Estado y los Gobiernos Locales, en favor de crear y profundizar políticas, acciones y condiciones para la igualdad de género. 

Atención a la violencia y discriminación

  • Fortalecer las respuestas interinstitucionales (ej. PLANOVI), para prevenir, atender y sancionar la violencia contra las niñas y las mujeres. 
  • El Consejo Nacional de Seguridad tendrá como una prioridad de trabajo, la prevención y atención de la violencia de género contra las mujeres. 
  • Mejorar el acceso a la justicia, mediante convenios y alianzas para la prestación de servicios de asesoría legal a mujeres en situación de violencia y acompañamiento a las mujeres que solicitan medidas de protección. 
  • Mejorar los servicios de atención a las mujeres que sufren situaciones de violencia. 
  • Implementar programas de formación en masculinidades para la igualdad en centros educativos, instituciones del sector público y demás organizaciones. 

Progreso Social Democrático

Las propuestas de Rodrigo Chaves se clasifican en tres ejes. 

Redistribución de cuido

  • Posicionar el cuido como una responsabilidad social. La autonomía financiera de las mujeres está directamente vinculada con la economía del cuido. 
  • Distribuir la corresponsabilidad en el cuido entre mujeres, hombres, Estado y las empresas. 

Redistribución de cuido

  • Políticas enfocadas en su autonomía física libre de violencia profundizando en la legislación existente.  
  • Acompañamiento desde la academia y la educación para forzar el cambio cultural hacia nuevas masculinidades, rediseñando nuestros esquemas sobre los derechos de la mujer.  
  • Conciliación de su imagen y manejo en los medios de comunicación como formadores de opinión pública.  
  • Intervención institucional para disminuir la victimización repetitiva.  
  • Combate de las diferentes manifestaciones de violencia, incluida la que se lleva a cabo en el ámbito político. 

El plan de Chaves también menciona tipificar la violencia de género en la política y su correspondencia en la sanción y reparación del daño. 

Además, la materialización de la paridad en los puestos de elección popular y todo aquel órgano colegiado y o nominal dentro de la organización social. 

¿Cómo las llevarán a cabo? 

Si usted desea conocer la explicación de cómo desarrollarán algunas de estas propuestas y su versión extendida, puede accesarlas al desplegar cada una de estas pestañas.

Liberación Nacional

Nuestra visión:  

  • Compromiso de poner el empoderamiento económico de las mujeres como el corazón de la ruta de reactivación económica y la construcción de un país con mayor desarrollo, igualdad, prosperidad y sostenibilidad.  
  • Compromiso de adopción en el sector público y promoción para la incorporación en el sector productivo y sociedad civil de los 7 Principios para el Empoderamiento de las Mujeres emitido por ONU Mujeres.  
  • Compromiso de adopción e invitación a los poderes legislativo y judicial para que también lo hagan del kit de herramientas para la implementación de la igualdad de género sugerido por la OCDE.  
  • Compromiso de adopción de las estrategias sugeridas por ONU Mujeres para transformar las economías para realizar los derechos de las niñas y mujeres, en su diversidad. 

Acciones:  

Empoderar a las niñas y mujeres para que estas puedan desarrollar su pleno potencial lo que redituará en familias y comunidades con mayor bienestar.  

Reconocer, reducir y redistribuir el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado y promover familias con bienestar.  

Acción 1:  
Educar y promover la construcción de familias corresponsables en el trabajo no remunerado; así como fortalecer y desarrollar las capacidades de las personas cuidadoras y el autocuidado. Elaborar y avanzar en la ruta de la universalización de la Red Nacional de Cuido y Desarrollo Infantil. Fortalecer y expandir la Red de Cuido y Atención Progresiva de Personas Adultas Mayores.  

Acción 2:  
Declarar el derecho de cuidado, al que todas las personas podemos acceder en distintos momentos del ciclo de la vida, como un derecho universal y solidario, no sólo como política social sino como un potenciador de desarrollo, crecimiento económico y sostenibilidad de la seguridad social, al abrir la ventana de oportunidad a más de 1 millón de mujeres para integrarse a la población económicamente activa e incrementar la base contributiva. #Bonodelgénero. Meta: 2030.  

Crear más y mejores empleos, en igualdad de condiciones que garanticen los derechos de las mujeres, en su diversidad de situaciones y condiciones de vida.  

Acción 1.  
Poner a las mujeres en el centro de las medidas de reactivación económica, como emprendedoras, con todas las herramientas necesarias a su alcance, tal como una banca de desarrollo con perspectiva de género, un Ministerio de Trabajo y Seguridad Social que garantice medidas efectivas de protección, a las mujeres asalariadas contra la discriminación laboral (ej. pago no equitativo, cumplimiento de la legislación laboral, salario mínimo, entre otros).  

Acción 2.  
Facilitar el paso de la informalidad a la formalidad mediante la simplificación de trámites, establecimiento de un régimen contributivo más favorable por un término de 5 años, establecimiento de un sistema preferencial para emprendimientos femeninos debidamente certificados en las contrataciones públicas. #Yoemprendedora y #Yoelijoamujeres. 

Acción 3.  
Incrementar y facilitar la incorporación de las mujeres en las áreas más dinámicas de la economía (STEAM: matemáticas, ciencias, ingeniería, artes y tecnología), mediante la motivación y estimulación en los programas de la educación temprana y escolar, en alianza MEP-INAMU-MICITT, pensadas en atraer a las niñas a estas áreas, establecimiento de cuotas mínimas de matrícula de mujeres en programas de educación dual, colegios técnicos, colegios científicos y promoviéndolo en los centros universitarios públicos. #MujeresenSTEM.  

Acción 4.  
Programa de creación, incubación y aceleración de emprendimientos liderados por mujeres, incluidos aquellos de organizaciones de mujeres, que se centren en la innovación y el valor agregado y facilitar su inserción en las cadenas de valor. #Yoemprendedora.  

Contempla el impulso de la formación en idioma inglés y cursos de habilidades digitales que potencien los emprendimientos. Incentivar el ejercicio pleno de los derechos políticos de las mujeres.  

Acción 1.  
Apoyar el proyecto de ley, hoy en conocimiento de la corriente legislativa, que busca prevenir, sancionar y erradicar la violencia en la política por razones de género. Además, asumimos el compromiso con su plena implementación.  

Acción 2.  
Propiciar e incentivar la participación política de las mujeres en condiciones de igualdad en los diferentes ámbitos del quehacer público y la toma de decisiones. En lo concreto, crear un programa, que le brinde a las mujeres herramientas formativas y presupuestarias con el objetivo de incrementar su elección como alcaldesas en los gobiernos locales. #Yoalcaldesa.  

Acción 3.  
Crear sinergias y fortalecer programas de formación política para mujeres, por ejemplo, en alianza entre el Instituto de Formación y Estudios Electorales, el Instituto Nacional de las Mujeres, el Ministerio de Educación Pública y organizaciones de sociedad civil como Unión Nacional de Gobiernos Locales y la Red Costarricense de Mujeres Municipalistas; iniciando desde la niñez hasta adultas mayores; para su plena participación en todos los espacios de sociedad civil y político partidarios.  

Robustecer el marco jurídico y el trabajo interinstitucional del Estado en favor de la igualdad de género y los derechos humanos de las mujeres  

Acción 1.  
Realizar una profunda revisión de legislación vigente e identificar vacíos y ajustes necesarios para garantizar el reconocimiento, protección y disfrute de los derechos humanos de las niñas y las mujeres; así como la prevención, atención y sanción de la violencia contra las mujeres. Con este fin, revisar la agenda pendiente de las mujeres, con las recomendaciones al país del Comité CEDAW y el Examen Periódico Universal (EPU), así como las recomendaciones de los distintos Comités de los Órganos de los Tratados.  

Acción 2.  
Fortalecer el liderazgo y las capacidades del Instituto Nacional de las Mujeres para el cumplimiento de sus fines y objetivos, al tiempo que se profundiza el alcance de su labor en el territorio nacional, para responder con pertinencia a las necesidades y problemáticas que enfrentan las mujeres, en su diversidad. Robustecer el acompañamiento a los mecanismos de género en las instituciones del sector público, las Oficinas Municipales y las organizaciones de sociedad civil.  

Acción 3.  
Liderar la articulación del trabajo interinstitucional de los tres Poderes del Estado y los Gobiernos Locales, en favor de crear y profundizar políticas, acciones y condiciones para la igualdad entre mujeres y hombres, en los distintos ámbitos de la vida (contempla profundizar los compromisos en la PIEG, dar seguimiento y evaluar cumplimiento). En este eje es fundamental que se concrete la planificación y presupuestación (presupuesto nacional como en el de cada institución pública), con perspectiva de género (interseccionalidad y acciones afirmativas para diferentes grupos de mujeres). 

Tolerancia cero a violencias y discriminación contra las mujeres y niñas  

Acción 1.  
Fortalecer las respuestas interinstitucionales (ej. PLANOVI), para prevenir, atender y sancionar la violencia contra las niñas y las mujeres, con un enfoque integral, interseccional y pertinente a sus realidades y necesidades. Corresponde formular e implementar protocolos de intervención integrales e intersectoriales con enfoque de género, derechos humanos, interculturales, con estándares de calidad para asegurar la no discriminación.  
El Consejo Nacional de Seguridad tendrá como una prioridad de trabajo, la prevención y atención de la violencia de género contra las mujeres y la coordinación de sus lineamientos de trabajo en esta materia con la policía municipal.  
Mejorar el acceso a la justicia, mediante convenios y alianzas para la prestación de servicios de asesoría legal a mujeres en situación de violencia y acompañamiento a las mujeres que solicitan medidas de protección, a fin de que dispongan de mecanismos de alerta eficientes en caso de afrontar situaciones de riesgo.  

Acción 2.  
Mejorar la calidez, calidad y cantidad de servicios atención a las mujeres que sufren situaciones de violencia (CEAAM). Se contará al menos con una opción de albergue en cada provincia del país; con perfiles de ingreso y egreso de las mujeres y sus hijos e hijas; se garantizará la provisión de servicios de salud, atención psicosocial, procesos de formación humana para brindar mecanismos de prevención y, acceso a programas de capacitación para el empleo y emprendimiento. 

Acción 3.  
Implementar programas de formación en masculinidades para la igualdad en centros educativos, instituciones del sector público y, en alianza con organizaciones de la sociedad civil, organizaciones que reciban recursos del Estado y partidos políticos. 

Progreso Social Democrático

Específicamente proponemos las siguientes acciones concretas:  

1. Posicionar el cuido como una responsabilidad social. La autonomía financiera de las mujeres está directamente vinculada con la economía del cuido, por eso el compromiso se centrará en la universalización del cuido y enseñanza de la primera infancia.  

2. Distribuir la corresponsabilidad en el cuido entre mujeres, hombres, Estado y las empresas. Las mujeres requieren de una conciliación entre lo laboral, lo familiar, el estudio y el cuido si realmente queremos hacer la diferencia, pues la igualdad de oportunidades solo se dará cuando el punto de partida entre mujeres y hombres esté equiparado.  

3. Pretendemos, además, priorizar la protección efectiva de los derechos de las mujeres y frente a todas las formas de violencia:  

  • Con políticas enfocadas en su autonomía física libre de violencia profundizando en la legislación existente.  
  • Con acompañamiento desde la academia y la educación para forzar el cambio cultural hacia nuevas masculinidades, rediseñando nuestros esquemas sobre los derechos de la mujer.  
  • Conciliando su imagen y manejo en los medios de comunicación como formadores de opinión pública  
  • Mediante intervención institucional para disminuir la victimización repetitiva  
  • A través del combate de las diferentes manifestaciones de violencia, incluida la que se lleva a cabo en el ámbito político.  

Bástenos añadir, en este sentido, que la tipificación de la violencia de género en la política y su correspondencia en la sanción y reparación del daño serán el primer paso en esta línea de acción. Las políticas de participación requieren una verdadera materialización de la paridad en los puestos de elección popular y todo aquel órgano colegiado y o nominal dentro de la organización social. 

 

Total
9
Shares
Nota anterior

Gobierno anuncia levantamiento de medidas sanitarias para el próximo mes

SIGUIENTE NOTA

Mensajes contra mujeres, periodistas y medios fueron mayoría durante debates presidenciales