¿Qué significan los términos “izquierda” y “derecha” en el contexto político?

Conceptos tienen su origen en la Revolución Francesa. 

Los términos “izquierda” y “derecha” se comenzaron a utilizar en política para simplificar el vocabulario proveniente de las distintas ideologías. 

Sin embargo, su uso puede provocar confusión si se desconoce su origen y las principales corrientes de pensamiento que se asocian a cada uno de ellos. 

Aquí se lo explicamos. 

Su origen francés 

Estos términos nacen en la Francia del Siglo XVIII, cuando en 1789 se discutía en la Asamblea Constituyente sobre cuánto poder debía tener el Rey Luis XVI. Discusión que culminaría con la llamada Revolución Francesa. 

Para expresar su posición de una mejor forma, los asambleístas a favor de contener la Revolución y de que el Rey conservara su poder de vetar cualquier ley, se sentaron a la derecha del presidente de la Asamblea. 

Mientras que del lado izquierdo lo hicieron los asambleístas a favor de un cambio radical en el que el Rey solo tuviera el poder de vetar las leyes de forma suspensoria y temporal. 

Los términos entonces fueron adoptados por la prensa de la época para explicar las posiciones políticas de estos grupos y con el pasar de los años se propagó a otras latitudes. 

En el contexto actual 

Es importante aclarar que, desde el contexto de cada país, varían los parámetros de lo que pueda considerarse de izquierda o derecha. 

Para el contexto costarricense puede compararse de la siguiente forma. 

Derecha

  • En el plano económico: Pueden encasillarse en esta categoría las propuestas a favor del libre mercado, es decir, una menor restricción al comercio privado y menores cargas de impuestos. 
    Además, la reducción del gasto por parte del Estado y el establecimiento de límites al tamaño del Estado de Bienestar. 
  • En el plano social: Es usualmente encajado como tendencia de derecha el conservadurismo ante el cambio y los fenómenos sociales. Además, la prevalencia del individualismo ante el estatismo o asistencialismo estatal. 
    También puede mencionarse la rigurosidad en las políticas penitenciarias. 

Izquierda

  • En el plano económico: De forma opuesta, las corrientes de izquierda abogan por la planificación e intervencionismo económicos, la protección de los mercados con subsidios y tarifas.  
    Así como el aumento del gasto público para dinamizar la economía y la expansión del Estado de Bienestar. 
  • En el plano social: Por ejemplo, puede mencionarse el progresismo como corriente de izquierda, una mayor apertura a los cambios sociales y una búsqueda del cumplimiento cabal de los derechos humanos. 
    Para hacer una comparación, en política penitenciaria, estas tendencias buscan las reinserciones sociales por encima del modelo carcelario actual. 

Espectro fluido 

Esta forma de clasificar las ideas no funciona como un esquema rígido, ni tampoco con la rigurosidad de ubicar a las ideas o formas de pensamiento en alguno de sus extremos. 

Existen movimientos de carácter político que se mueven entre vertientes según sus convicciones económicas y sociales, es decir, no están “atadas” a uno de los dos espectros analizados anteriormente.  

Además, en medio de estas contraposiciones, también hay grupos conformados por ideas que se nutren de ambos sectores. De esta manera, no necesariamente un partido político tiene que ser “de derecha” o “de izquierda”, sino que pueden adoptar componentes de ambos espectros. 

Esta categorización, por lo tanto, es flexible y suele adaptarse a momentos históricos que dividen las opiniones políticas, es decir, el contexto sociopolítico determinará la colocación de una agrupación determinada en alguna de estas vertientes. 

Total
13
Shares
Nota anterior

Tres de cada cuatro personas en Costa Rica han sido vacunados contra Covid-19

SIGUIENTE NOTA

Nuestros destacados para hoy martes, 30 de noviembre.