“Quien recibió el Sinpe está en la cárcel, entonces el OIJ no lo podía asociar a la estafa” 

  • Caso sucedió a finales del año pasado 

Su trabajo tiene un turno de noche, a su casa llega a eso de las 8 de la mañana y contrario a una mayoría de la gente, luego de una ducha y del desayuno, su descanso apenas va a iniciar. 

Era el 9 de diciembre y antes de que se quedara dormida, su celular comenzó a sonar. Apenas logró a ver que la llamada era de un banco, se avivó, se puso los lentes y contestó. 

Preguntaron por su nombre, entonces ella, Astrid, le contestó que de parte de quién llamaba. 

“El tipo se presentó como trabajador del Banco Nacional. Le dije sí ¿qué se le ofrece? y luego dijo que alguien quería sacar dinero de mi cuenta”. 

relató.

Su dinero no lo mantiene en el Banco Nacional. De hecho, dice que suele tener menos de 10.000 para mantenerla activa. 

Por eso mismo, revisó desde su aplicación la cuenta del Banco Popular, donde sí guarda sus ahorros, pero no conseguía ingresar. 

Por ello, se puso en contacto con su hija. 

“Llamé a mi hija y le dije que no podía entrar a mi cuenta del Banco Popular que por favor revisara. Me dijo que si había hecho una transacción de ¢190.000 y le contesté no, me robaron.” 

narró la afectada.

Su hija le preguntó si en la llamada había dado alguna información, pero ella dice que solo contestó que “sí” cuando preguntaron si el nombre que tenían correspondía al de ella. 

“Deduzco que la persona que llamó le dijo a una persona que trabaja en el Banco Nacional que si era yo la persona y con eso se metieron a mi cuenta del Nacional, pusieron otro número de celular y de ahí jalaron del Banco Popular el dinero e inmediatamente se hicieron el sinpe” 

argumentó la presunta víctima de estafa.


Denuncia inmediata 

Fueron tres llamadas seguidas, la que recibió del Banco Nacional, la que tuvo con su hija y luego una con el Banco Popular para bloquear otros posibles retiros. 

Inmediatamente se fue para el Banco Nacional donde dice que duró dos horas en lograr entrar y una en que la atendieran. 

“La mujer que me atendió me preguntó mi número de cédula y los números de teléfono asociados, le dije cuál de los que estaba registrado no era mío, y me dio el nombre del tipo al que le hicieron el sinpe”. 

explicó.

La instrucción que le siguió fue ir al Organismo de Investigación Judicial a poner la denuncia, en la que le pidieron que especificara en una carta si quería que investigaran el caso o si quería que intentaran recuperar su dinero. 

Ante lo ilógico de la consulta, Astrid pidió por ambas funciones, la investigación y la recuperación del dinero. Hasta entonces solo se ha cumplido la primera.

Sin conclusión positiva 

Tras cuatro meses de investigaciones, Astrid volvió a saber de su caso. 

“En abril me llamaron del OIJ, dijeron que el hombre al que supuestamente le pasaron el dinero está en la cárcel, y por eso no lo podían asociar a la estafa” 

lamentó Astrid.

De igual forma, la respuesta del Banco Nacional no ha sido satisfactoria.  

La última comunicación que recibió de la entidad, data del 4 de mayo anterior, donde le anunciaron que continúan a la espera de la resolución. 

Mientras tanto Astrid continúa a la espera de recuperar los 190.000 que trasladaron desde el Popular y el resto que guardaba en el Nacional, pues su cuenta fue completamente vaciada. 

Total
1
Shares
Nota anterior

“Espero que no sean tan negligentes y, luego de esta ola de estafas, me devuelvan el dinero” 

SIGUIENTE NOTA

Polémicas y más polémicas: así ha sido la gestión de Johnny Araya en la Municipalidad de San José