Variante ómicron del Covid-19 mantiene en alerta a las autoridades de salud en el mundo

Esta cepa, detectada en Sudáfrica, podría ser más contagiosa y peligrosa que la variante delta. 

Ómicron es el nombre de la variante B.1.1.529 del Covid-19, la cual fue identificada la semana anterior como una cepa de preocupación por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).  

La decisión de denominar a esta variante como “de preocupación” surgió luego de analizar sus propiedades. Se determinaron ciertas mutaciones que podrían alterar las características conocidas del virus.  

De esta manera, la naturaleza de ómicron podría generar cierta resistencia a los anticuerpos generados por las vacunas, ser más contagiosa o desarrollar síntomas de mayor gravedad en los pacientes. 

Sin embargo, las autoridades de salud advierten que aún es muy temprano para asegurar alguna de estas situaciones, por lo que, las próximas semanas serán claves para evaluar el avance de ómicron y cómo se comporta en diferentes zonas geográficas. 

Lo que se sabe hasta la fecha. 

De momento, existen pocos estudios realizados a la cepa que han señalado que los síntomas de personas infectadas no son tan graves, por ejemplo, no se ha encontrado daños neurológicos, como pérdida del olfato o del gusto. Además, las mayores afectaciones son similares a las de otras variantes. 

Como se señaló anteriormente, aún es temprano para sacar conclusiones, ya que la mayor parte de las personas que han contraído el virus son de Sudáfrica, donde la propia demografía del lugar tiene diferencias sustanciales con el resto de regiones del mundo, lo que puede variar los efectos de ómicron. 

Un escenario optimista, según expertos en salud, sería que esta mutación del virus no desarrolle cuadros infecciosos más graves que las demás cepas y que, por lo tanto, se coloque como la variante predominante sin mayores consecuencias. 

Finalmente, estudios preliminares también sugieren que ómicron tendría mayor facilidad de reinfectar a personas que ya se han recuperado de Covid-19. 

¿Por qué se siguen generando variantes de Covid-19? 

Existen varias razones que derivan en la aparición de nuevas cepas del coronavirus en el mundo. En primer lugar, la brecha en el acceso a vacunas ha generado que, en algunas zonas del mundo con menos capacidad económica, como África, no existan suficientes dosis para colocarle a su población. 

Según datos de OurWorldInData, únicamente el 10% de las personas en este continente han recibido alguna dosis.  

Esta falta de acceso a inmunizantes se da, principalmente, porque ciertos países poderosos han acaparado la gran mayoría de las vacunas que se producen en el mundo.  

De esta manera, lugares menos protegidos son más propensos a transmitir el virus y que se generen nuevas variantes, como es el caso de ómicron. 

Además, los niveles de protección en las personas han generado alta resistencia al virus. De esta manera, las cepas con más capacidad de transmitirse han ido tomando protagonismo. Sin embargo, esto no es del todo negativo si dichas mutaciones no son más letales. 

Ómicron en el mundo. 

El primer país que reportó la presencia de esta variante fue Sudáfrica, aunque esto no quiere decir que fuera allí donde se generara.  

Seguidamente, varias naciones alrededor del mundo han ido confirmando la presencia de ómicron en determinados pacientes positivos por Covid-19. 

Algunas de esas son: Australia, Francia, Brasil, Japón, Bélgica, Canadá, República Checa, Dinamarca, Países Bajos, España, Nigeria, Noruega, Arabia Saudita, Israel, Alemania, Suecia, Austria, entre otros. 

El día de ayer, Estados Unidos se unió a esta lista al reportar un caso de ómicron en California. Se trata de un paciente que ingresó al país de un viaje por Sudáfrica y allí habría adquirido el virus. 

A raíz de esta situación, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), han actualizado los requisitos para viajar a Estados Unidos. De esta manera, las personas deberán mostrar una prueba negativa al virus realizada 24 horas antes de su viaje a partir del 6 de diciembre, en lugar de 72 horas antes, como era hasta la fecha. 

¿Y Costa Rica? 

Recientemente, el ministro de Salud Daniel Salas anunció que el país no ha barajado la posibilidad de cerrar fronteras desde ningún destino como medida de contención contra la nueva variante de preocupación. 

“No prevemos hasta este punto tomar nuevas medidas en relación con la variante Ómicron… Pero como lo ha dicho don Daniel, el cierre de fronteras no es lo que nos ayuda”, añadió el presidente Carlos Alvarado. 

El jerarca de Salud recordó la importancia de la vacunación en Costa Rica como principal herramienta para la contención del virus y la disminución en hospitalizaciones, producto de complicaciones relacionadas al Covid-19. 

De momento, no se han reportado casos positivos por la variante ómicron en suelo nacional. 

Total
1
Shares
Nota anterior

Estos son nuestros destacados en el primer día de diciembre

SIGUIENTE NOTA

¿Cómo han convivido las políticas de izquierda y derecha en la historia del país?