“Yo nunca había utilizado los movimientos de banco a banco”

  • Usuario lleva más de un año esperando respuestas claras

En abril del 2021, don Michael recibió una llamada que aparentemente provenía del Banco Popular. Esto no le resultó extraño, puesto que días antes le habían llamado de dicha entidad bancaria para ofertarle servicios y cambios de tarjetas. 

Inicialmente, el supuesto funcionario bancario le enumeró una serie de consejos preventivos para contrarrestar las estafas y fraudes que se habían venido presentando a decenas de usuarios en el país. 

Asimismo, le indicó que por motivos de seguridad iban a cambiarle la tarjeta por un chip de cero contacto, dado que su plástico era muy antiguo, lo cual don Michael reconoce que era cierto. 

A partir de ese momento, comenzaron a coordinar la fecha y la hora de entrega del nuevo dispositivo hasta que se acercó su esposa a advertirle que tuviera cuidado con la llamada. 

“Cuando yo me despego el teléfono, veo que tengo un mensaje de la Mucap de que habían hecho una transferencia sinpe por ¢500.000, entonces en ese momento le digo al señor que tengo una transferencia y que iba a cortar”

cuenta. 

Ante esto, el hombre le señaló que él le estaba llamando del Banco Popular y que no estaba solicitándole información sensible. Pese a ello, don Michael decidió finalizar aquel encuentro telefónico para revisar qué estaba sucediendo. 

“Yo siempre he manejado la tesis de que esta llamada era una simple distracción”

dice. 

Banco de origen

Don Michael procedió a devolver la llamada al mismo número del que recibió la llamada minutos antes, el cual redirigía efectivamente al Banco Popular. En ese momento, consultó a la funcionaria que le atendió en la central telefónica si estaban llevando a cabo el cambio de plástico a lo que la colaboradora respondió que no. 

“Le digo a la muchacha que me atendió que me hiciera el favor de revisar los movimientos de la cuenta, porque yo lo único que tenía eran ¢500.000. Sin embargo, ella me dice que me habían sustraído ¢2.000.000” 

señala.

Él procedió a hacer la solicitud de bloqueo de las cuentas y eliminación de correos electrónicos y números telefónicos vinculados a la misma. Ahí le transfirieron la llamada con otro funcionario, quien le indicó que fuese a la Mucap a congelar las cuentas y que ellos desde el Banco Popular iban a proceder también al congelamiento de las mismas. 

Sin embargo, días después, se enteró que los ¢500.000 que aún estaban en su cuenta nunca fueron congelados por la entidad bancaria. 

Al llegar a las oficinas centrales de la Mucap, un funcionario le señaló que los ¢2.000.000 que tenía en la asociación mutualista fueron transferidos al Banco Popular. Por ende, le indicaron que debía dirigirse al Popular para solicitar que activen el protocolo y congelen los movimientos. 

“Me voy al Banco Popular, pero ahí es donde comienza el calvario”

asevera. 

Banco de enlace

Don Michael le dijo a una funcionaria que necesitaba que le congelaran sus cuentas bancarias, ya que se estaban realizando transacciones sin su autorización. Por tanto, requería que las transacciones fueran reversadas. 

No obstante, la funcionaria le indicó que desconocía el protocolo, así que iba a proceder a consultar. 

“Se levantó y me dejó prácticamente hora y media en el cubículo. Yo desesperado y en ese momento me ingresó una llamada del primer señor que me atendió del Popular y me dice que el dinero está siendo trasladado al Banco Nacional, así que le digo que llame al banco para que lo congelen y me dice que no, porque eso le toca a la compañera de plataforma”

asegura. 

Los minutos pasaban y la espera continuaba. Tras mucho esperar, la funcionaria apareció y procedió a llenar el formulario. 

Don Michael dice que le comentó que le habían señalado que ella debía proceder a hacer el congelamiento de los movimientos, mas la colaboradora le aseguró que eso le correspondía a su compañero y que ella se reducía a completar el formulario. 

“Comenzó a digitar casi que por media hora, entonces le digo que si con eso me van a devolver el dinero y me dijo que no, que era solamente para hacer una investigación donde me digan qué pasó, pero que ya había perdido mi dinero”

relata. 

Su esposa, quien estaba afuera de las instalaciones del Banco Popular, aprovechó para conversar con funcionarios de otras entidades bancarias y del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), quienes le indicaron que fuera al Banco Nacional a consultar si podían proceder a congelar los fondos. 

“Yo le consulté a la señora si le faltaba mucho y me dijo que sí, entonces le dije que siguiera con eso mientras yo iba al Banco Nacional y posteriormente pasaba a firmarlo, dado que con ella no iba a lograr nada”

detalla. 

Banco destino

En el Banco Nacional le indicaron que no entendían por qué el Banco Popular no aplicó el protocolo, porque el dinero hubiera sido retenido y hasta podría haberse vislumbrado quien lo estaba sustrayendo. Al final, don Michael logró bloquear tan solo ¢600.000 de ¢2.5 millones que tenía en sus cuentas bancarias. 

“Sobre el ¢1.9 millones faltante, hice las gestiones ante el Banco Popular porque son responsables de ofrecer un servicio y que sus funcionarios no supieran cuál era el protocolo y estuvieran capacitados, así que presenté una gestión ante la Contraloría”

indica.

“De ahí pasó a la sucursal de El Guarco, la cual indicó que solo procedieron conforme al protocolo, pero yo lo apelé, entonces se elevó a la Gerencia General del Banco Popular y tras casi dos meses no se han pronunciado. Ahora lo que corresponde es presentar un proceso contencioso contra el Banco, pero ahorita sin dinero yo no puedo contratar a un abogado”

detalla. 

Tres entidades financieras involucradas

Según explica don Michael, el dinero que tenía guardado en la Mucap fue trasladado al Banco Nacional mediante la plataforma del Banco Popular, lo cual le genera mucha curiosidad. 

“Eso es algo que me llama poderosamente la atención, porque yo nunca había utilizado los movimientos de banco a banco, pero a mí me tocaba pagar el día primero la casa, entonces me explicaron cómo usar el sistema, entonces pasé el dinero desde la Mucap”

explica. 

“Los delincuentes siguieron ese enlace y jalaron todo el resto del dinero por medio del sistema del Banco Popular, no sé cómo, pero lo lograron hacer”

agrega. 
Total
8
Shares
Nota anterior

Martes 28 de junio: Combustibles bajarán ¢1 y tarifas de bus subirán 6,73% 

SIGUIENTE NOTA

¿Disminuirá la gasolina gracias a proyecto de ley que detendría aumento del Impuesto Único a los Combustibles?